Últimos temas
» QUE TU PASADO NO CONDICIONE TU FUTURO
Ayer a las 18:01 por Francisco de Sales

» ¿Y QUIÉN SOY YO PARA JUZGAR?
Dom 16 Dic 2018 - 18:59 por Francisco de Sales

» ¿HAY QUE PREVER O HAY QUE PREOCUPARSE?
Sáb 15 Dic 2018 - 17:16 por Francisco de Sales

» ABUSOS SEXUALES A NIÑOS Y NIÑAS
Miér 12 Dic 2018 - 17:59 por Francisco de Sales

» APRENDER A DESAPRENDER
Miér 5 Dic 2018 - 18:09 por Francisco de Sales

» AMAR ES DEJAR QUE EL CORAZÓN SE EXPRESE
Mar 4 Dic 2018 - 18:04 por Francisco de Sales

» "Espiritualidad y biocentrismo: una nueva Tierra para una nueva compasión"
Mar 4 Dic 2018 - 8:58 por Gaizka

» CÓMO CONVIVIR CON MIS FRACASOS
Lun 3 Dic 2018 - 19:36 por Francisco de Sales

» CÓMO CONVERTIR LAS ADVERSIDADES EN OPORTUNIDADES
Dom 2 Dic 2018 - 17:48 por Francisco de Sales

» ¿LA MENTE PUEDE REVISAR A LA MENTE?
Jue 29 Nov 2018 - 18:54 por Francisco de Sales

» ¿ERES UNA PERSONA O UN PERSONAJE?
Miér 28 Nov 2018 - 17:10 por Francisco de Sales

» Preguntas a los sungazers experimentados y presentación
Mar 27 Nov 2018 - 9:08 por Gaizka

» CUANDO DIGAS "LO SIENTO", MIRA A LOS OJOS
Lun 26 Nov 2018 - 17:48 por Francisco de Sales

» NO TODAS LAS ZONAS DE CONFORT SON CONFORTABLES
Dom 25 Nov 2018 - 18:36 por Francisco de Sales

» HAZ TU PLAN DE VIDA YA
Sáb 24 Nov 2018 - 17:00 por Francisco de Sales

» NO LLENES TU MENTE, LLENA TU CORAZÓN
Vie 23 Nov 2018 - 18:43 por Francisco de Sales

» LA VIDA NO ES UNA NOVELA ROMANTICA
Jue 22 Nov 2018 - 17:40 por Francisco de Sales

» ALGUNOS FRACASOS SON INEVITABLES
Lun 19 Nov 2018 - 17:12 por Francisco de Sales

» ¿HASTA CUÁNDO SE PUEDE ENGAÑAR UNO MISMO?
Vie 9 Nov 2018 - 16:57 por Francisco de Sales

» TODOS TUVIMOS QUE SOBREVIVIR A LA INFANCIA
Jue 8 Nov 2018 - 18:15 por Francisco de Sales

» NOS APEGAMOS A LO BUENO Y A LO MALO
Mar 6 Nov 2018 - 16:38 por Francisco de Sales

» TU PROBLEMA NO ES MI PROBLEMA
Lun 5 Nov 2018 - 16:51 por Francisco de Sales

» CUANDO TÚ NO ERAS TÚ
Vie 2 Nov 2018 - 16:50 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ ES VIVIR LA VIDA PLENAMENTE?
Jue 1 Nov 2018 - 16:22 por Francisco de Sales

» MIS PADRES NO ME HACÍAN CASO
Miér 31 Oct 2018 - 17:35 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


DEJAR IR DE NUESTRA VIDA A LAS PERSONAS

Ir abajo

DEJAR IR DE NUESTRA VIDA A LAS PERSONAS

Mensaje  Francisco de Sales el Lun 23 Oct 2017 - 18:29

DEJAR IR DE NUESTRA VIDA A LAS PERSONAS


En mi opinión, eso de no permitir que las personas –y la vida- sigan su cauce, y que dejen de estar con nosotros cuando ya ha terminado el tiempo de la relación, es un asunto que causa mucho sufrimiento, y éste se podría suavizar o eliminar si aplicásemos la aceptación.

LAS PERSONAS SE VAN

Y aceptar que esto es así, que tienen la opción de dejarnos cuando lo consideren conveniente, o cuando su tiempo de estar a nuestro lado ha concluido, es lo más sensato que se puede hacer.

Sí, ya sé que los sentimientos -o los intereses- se oponen a que esto suceda cuando se trata de un ser querido para nosotros, pero oponerse a lo que es, negar la realidad, se convierte en una tarea desgastadora e inútil.

Hay personas que aparecen en nuestra vida y están más o menos tiempo. A veces ese tiempo que compartimos se nos hace insoportable, casi eterno –cuando no nos agrada la persona- y en otros casos toda una vida nos parece poco y queremos aún más.

Es conveniente entender que, así como nosotros tenemos nuestro propio camino, cada uno de los otros tiene también su propio camino, sus propias experiencias por vivir, y es muy posible que no nos corresponda estar durante mucho tiempo con ellos –lo mismo que a nosotros tampoco nos corresponde ni nos va bien estar con otros durante el tiempo que deseen-. Por tanto, irán llegando unos nuevos y otros se quedarán en el pasado, y nosotros también pasaremos a formar parte del presente o del pasado de los otros.

Son los apegos –en este caso en una actitud infantil y sentimental- quienes nos impiden dejar que este tránsito fluya con la naturalidad que le corresponde.

No depende exclusivamente de nosotros el gobierno de una situación en la que intervienen otras personas, así que ese dejar que las personas se vayan cuando corresponda es un ejercicio que no resulta fácil pero es imprescindible afrontarlo en la vida.

Algunos familiares y amigos –debido a la edad u otras circunstancias- irán muriendo y nos dejarán un vacío indeseado y una rebelión que la lógica que entiende lo que es la muerte no querrá comprender.

La vida está organizada de forma que el único que permanece constantemente es uno mismo. El único que acompaña desde el principio hasta el final, al trabajo y a la ducha, en la felicidad y en los momentos de desesperación, es uno mismo.

La presencia de los otros es aleatoria, o es ocasional, o circunstancial, escapa siempre a nuestro control y no respeta nuestros deseos, así que la comprensión de esto, y su aceptación correspondiente, nos evita una serie de conflictos personales y entrar en una espiral que puede ser autodestructiva por la rebelión contra la ausencia de alguien que llena un espacio en nuestro corazón y se nos hace muy querido, tan querido que no queremos prescindir de su presencia.

De esta realidad podemos sacar una conclusión muy provechosa: tomar consciencia -mientras podamos estar con alguien- de que es algo a vivir con toda la atención e intensidad, para poder aprovechar todo lo posible esa relación y lo que nos pueda aportar; beneficiarnos todo lo posible, para que cuando desaparezcan de nuestro lado no nos pueda quedar la desagradable e irrevocable sensación de no haberlo aprovechado.

De ese modo evitaremos la posible decepción y los posibles remordimientos posteriores.

Todo lo que podamos estar con los seres amados nos sabrá a poco, pero si disfrutamos plenamente el tiempo de estar con ellos, si no permitirnos que el tiempo a su lado se vaya vacío de sentimientos, el día que ya no estén recurriremos al recuerdo de su presencia y eso nos provocará una sonrisa que nos servirá de bálsamo para compensar su ausencia.

LAS PERSONAS SE VAN

Nosotros nos quedamos. Quedémonos bien.

Te dejo con tus reflexiones…


Francisco de Sales


“Oír o leer sin reflexionar es una tarea inútil”. (Confucio)

Si te ha gustado ayúdame a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)







Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 566
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.