Últimos temas
» LA FELICIDAD A TRAVÉS DE LOS AÑOS
Jue 20 Jul 2017 - 19:18 por Francisco de Sales

» CÓMO ACTUAR ANTE EL DOLOR
Miér 19 Jul 2017 - 17:27 por Francisco de Sales

» DEJARSE ENCONTRAR POR DIOS
Mar 18 Jul 2017 - 18:27 por Francisco de Sales

» ¿POR QUÉ APLAZO LOS CAMBIOS NECESARIOS?
Lun 17 Jul 2017 - 18:31 por Francisco de Sales

» LA VENGANZA
Lun 10 Jul 2017 - 19:13 por Francisco de Sales

» SE NOS VA LA VIDA
Vie 7 Jul 2017 - 16:56 por Francisco de Sales

» LA MARAVILLA DE AGRADECER
Jue 6 Jul 2017 - 15:22 por Francisco de Sales

» SABER ESCUCHAR
Miér 5 Jul 2017 - 17:27 por Francisco de Sales

» INTENTAR, NO; HACER, SÍ.
Mar 4 Jul 2017 - 17:10 por Francisco de Sales

» DATE PREMIOS, HAZTE REGALOS
Lun 3 Jul 2017 - 18:02 por Francisco de Sales

» LAS 5 FORMAS DE DEMOSTRAR EL AMOR
Dom 2 Jul 2017 - 16:42 por Francisco de Sales

» EL MIEDO A QUEDARSE A SOLAS CON UNO MISMO
Vie 30 Jun 2017 - 17:32 por Francisco de Sales

» CÓMO EXPRESAR NUESTRAS RECLAMACIONES
Jue 29 Jun 2017 - 16:02 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ NECESITO PARA MI DESARROLLO PERSONAL?
Miér 28 Jun 2017 - 17:34 por Francisco de Sales

» NO CONFUNDIR UNA OPINIÓN CON UNA VERDAD
Lun 26 Jun 2017 - 17:58 por Francisco de Sales

» Empezando desde La Paz, Bolivia... Ayuda!
Dom 25 Jun 2017 - 8:41 por Valica

» LOS 5 POR QUÉ
Sáb 24 Jun 2017 - 19:07 por Francisco de Sales

» EVITA LOS HALAGOS
Vie 23 Jun 2017 - 15:47 por Francisco de Sales

» OLVIDA LOS ERRORES DE TU VIDA
Miér 21 Jun 2017 - 16:37 por Francisco de Sales

» VIVIMOS EN UNA FICCIÓN
Mar 20 Jun 2017 - 16:57 por Francisco de Sales

» Sungazing y vitamina D3
Lun 19 Jun 2017 - 3:55 por ruwild

» NO CONFUNDIR ALIVIO CON SOLUCIÓN
Vie 16 Jun 2017 - 16:59 por Francisco de Sales

» TODO ES PROVISIONAL
Jue 15 Jun 2017 - 15:58 por Francisco de Sales

» NO HAY QUE RECHAZAR LA AUTOCOMPASIÓN
Miér 14 Jun 2017 - 16:38 por Francisco de Sales

» CÓMO ENFRENTARSE A PERSONAS QUE NOS INTIMIDAN
Mar 13 Jun 2017 - 17:08 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 6 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 6 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


APRENDAMOS A NO ESTROPEAR NUESTRA VIDA

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

APRENDAMOS A NO ESTROPEAR NUESTRA VIDA

Mensaje  Francisco de Sales el Mar 17 Ene 2017 - 17:39

APRENDAMOS A NO ESTROPEAR NUESTRA VIDA


En mi opinión, algunas personas son expertas y reincidentes en el trágico desastre de estropear su vida –y, en ocasiones, la de las personas de su alrededor- con su forma de ser y el modo de concebir su existencia.

Son, generalmente, personas que no asumen que tienen el poder –y la obligación- de organizar su sentido de la vida del modo que consideren adecuado, y son personas no aceptan que tienen la responsabilidad de hacer de su vida una vida digna por la que deben dar cuentas a su propia alma, y son personas que tienen la idea equivocada de que si sufren y son desgraciados no es por causa propia sino que son víctimas del destino o destinatarios de los castigos más malvados de los dioses más malvados.

Y sería muy conveniente que esas personas –y todas las demás- tuviéramos muy en cuenta que no es de ese modo, que las cosas no son así, y que la vida es amable y agradable si uno no se empeña obstinadamente en estropearla.

Es habitual que olvidemos que somos humanos y que estamos en el mundo, y que por ello, hay ciertas cosas que aunque no sean de nuestro agrado van a suceder, y hay que aceptarlas como una parte de la vida que no tiene en cuenta nuestra oposición y que es inmune a nuestro rechazo.

Quejarse tozudamente porque existen las enfermedades, el envejecimiento, o la muerte, es una tarea inútil que no resuelve ni hace que nada de ello cambie, mientras que el hecho de oponernos a ello nos hace enojarnos con la vida –menospreciando otras bellezas y maravillas que tiene- y vivir en una tensión encrespada de la que nosotros somos los primeros y directos perjudicados.

La naturaleza de la vida conlleva hechos que son ajenos a nosotros, en lo que no podemos intervenir directamente.

Si aceptamos lo bello, lo agradable, lo satisfactorio, lo interesante, o lo maravilloso, sin oposición ni rechazo expreso, debemos hacer lo mismo con lo que no nos parece tan atractivo. Sobre todo –insisto- porque oponerse es una batalla perdida por mucho que se luche y por mucho esfuerzo que se ponga en ello.

Lo mismo puede pasar, y pasa, con las emociones y sentimientos que no nos son agradables, pero en estos dos casos sí que existe la posibilidad por nuestra parte de influir para que no nos sean dañinos, mediante el conocimiento de sus mecanismos y los medios para no verse vapuleados por ellos.

No son la enfermedad, o el envejecimiento, o la muerte, los culpables de nuestras tribulaciones, sino que somos nosotros mismos por la oposición a aceptarlas como algo natural, algo que forma parte indisoluble de nuestra naturaleza humana.

Son el miedo y la insatisfacción -entre otros- quienes nos ponen zancadillas o nos tiznan el presente de una tristeza innecesaria.

Decía Epicuro: “Mientras estamos vivos no hay muerte, y cuando la muerte llega ya no estamos nosotros para sufrirla”.

Hay cosas que son inevitables, hay cosas que no dependen de nosotros, hay cosas a las cuales es absurdo oponerse o enfrentarse, hay cosas irremediables, hay cosas que nos sobrepasan… aunque tal vez no debieran sobrepasarnos.

Hay cosas. Simplemente hay cosas. Y que las etiquetemos con un adjetivo o un adverbio trágico, o no, depende de nosotros mismos.

Es conveniente pegar adecuadamente las etiquetas, porque si nosotros creemos que algo es malo–aunque realmente no lo sea- entre el poder de la mente y nuestra capacidad de auto-convicción, vamos a dotarles de una omnipotencia que en verdad no tienen y nos vamos a ver afectados dolorosamente por su maléfica influencia.

Hay que comprender las cosas, hay que aceptar algunas cosas, hay que evitar ciertas cosas, hay que hacer otras cosas… lo importante es saber lo que hay que hacer en cada caso… y hacerlo. Actuar del modo adecuado. No ponernos zancadillas. Prestar atención a la VIDA.

Por favor: observación, vigilancia, cuidado, claridad, ecuanimidad, darle la importancia que realmente tiene… y buen criterio para no estropear nuestra vida.


Te dejo con tus reflexiones…
“Oír o leer sin reflexionar es una tarea inútil”. (Confucio)


Francisco de Sales

Si te ha gustado ayúdame a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 353
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.