Últimos temas
» QUE TU PASADO NO CONDICIONE TU FUTURO
Ayer a las 18:01 por Francisco de Sales

» ¿Y QUIÉN SOY YO PARA JUZGAR?
Dom 16 Dic 2018 - 18:59 por Francisco de Sales

» ¿HAY QUE PREVER O HAY QUE PREOCUPARSE?
Sáb 15 Dic 2018 - 17:16 por Francisco de Sales

» ABUSOS SEXUALES A NIÑOS Y NIÑAS
Miér 12 Dic 2018 - 17:59 por Francisco de Sales

» APRENDER A DESAPRENDER
Miér 5 Dic 2018 - 18:09 por Francisco de Sales

» AMAR ES DEJAR QUE EL CORAZÓN SE EXPRESE
Mar 4 Dic 2018 - 18:04 por Francisco de Sales

» "Espiritualidad y biocentrismo: una nueva Tierra para una nueva compasión"
Mar 4 Dic 2018 - 8:58 por Gaizka

» CÓMO CONVIVIR CON MIS FRACASOS
Lun 3 Dic 2018 - 19:36 por Francisco de Sales

» CÓMO CONVERTIR LAS ADVERSIDADES EN OPORTUNIDADES
Dom 2 Dic 2018 - 17:48 por Francisco de Sales

» ¿LA MENTE PUEDE REVISAR A LA MENTE?
Jue 29 Nov 2018 - 18:54 por Francisco de Sales

» ¿ERES UNA PERSONA O UN PERSONAJE?
Miér 28 Nov 2018 - 17:10 por Francisco de Sales

» Preguntas a los sungazers experimentados y presentación
Mar 27 Nov 2018 - 9:08 por Gaizka

» CUANDO DIGAS "LO SIENTO", MIRA A LOS OJOS
Lun 26 Nov 2018 - 17:48 por Francisco de Sales

» NO TODAS LAS ZONAS DE CONFORT SON CONFORTABLES
Dom 25 Nov 2018 - 18:36 por Francisco de Sales

» HAZ TU PLAN DE VIDA YA
Sáb 24 Nov 2018 - 17:00 por Francisco de Sales

» NO LLENES TU MENTE, LLENA TU CORAZÓN
Vie 23 Nov 2018 - 18:43 por Francisco de Sales

» LA VIDA NO ES UNA NOVELA ROMANTICA
Jue 22 Nov 2018 - 17:40 por Francisco de Sales

» ALGUNOS FRACASOS SON INEVITABLES
Lun 19 Nov 2018 - 17:12 por Francisco de Sales

» ¿HASTA CUÁNDO SE PUEDE ENGAÑAR UNO MISMO?
Vie 9 Nov 2018 - 16:57 por Francisco de Sales

» TODOS TUVIMOS QUE SOBREVIVIR A LA INFANCIA
Jue 8 Nov 2018 - 18:15 por Francisco de Sales

» NOS APEGAMOS A LO BUENO Y A LO MALO
Mar 6 Nov 2018 - 16:38 por Francisco de Sales

» TU PROBLEMA NO ES MI PROBLEMA
Lun 5 Nov 2018 - 16:51 por Francisco de Sales

» CUANDO TÚ NO ERAS TÚ
Vie 2 Nov 2018 - 16:50 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ ES VIVIR LA VIDA PLENAMENTE?
Jue 1 Nov 2018 - 16:22 por Francisco de Sales

» MIS PADRES NO ME HACÍAN CASO
Miér 31 Oct 2018 - 17:35 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 7 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


¿SOY YO O SOY MI PEREZA?

Ir abajo

¿SOY YO O SOY MI PEREZA?

Mensaje  Francisco de Sales el Dom 24 Dic 2017 - 20:41

¿SOY YO O SOY MI PEREZA?


En mi opinión, cada vez que somos conscientes de todas las cosas que deseamos o debemos hacer y no las hacemos amparándonos en la pereza, y además responsabilizándola y culpabilizándola por eso de que no hacemos nada, estamos cometiendo algo similar a un delito, y –lo que es peor- nos cuesta ponerle remedio imponiéndonos a nuestra propia pereza.

Que esa es otra: que hablamos de ella como si fuese algo ajeno a nosotros, un enemigo que tenemos ahí instalado no sé por quién, algo que nos tiene encarcelados y subyugados, que ha secuestrado nuestra capacidad de decisión y al dejarnos sin ella sólo nos queda la opción de rendirnos a la flojedad, impidiéndonos hacer algo por nuestra propia voluntad.

Hablando muy claro: la pereza es culpa o responsabilidad de cada uno.


PEREZA Del lat. pigritia. 1. f. Negligencia, tedio o descuido en las cosas a que estamos
obligados.


Porque la pereza nos afecta solo ante cosas a las que estamos OBLIGADOS y nos desagradan, ya que si se trata de algo que sí nos apetece entonces desaparece la pereza, y uno se hace cientos de kilómetros 7para ir a un sitio que le gusta o se viste a las 10 de la noche –cuando estaba tan a gusto en el sofá- para salir de fiesta si sabe que va a disfrutar.

Ante la aparición de la pereza, lo adecuado es tomar el mando de la situación conscientemente y reflexionar como el adulto maduro que uno es o que uno debería ser: “Esto tengo que hacerlo, o debo hacerlo, quiera o no quiera, me guste o no me guste, así que lo más sensato es hacerlo ya, y mientras antes lo haga, mejor; así podré quitarme este asunto de encima y poder relajarme tranquilamente”.

Porque mientras uno SABE QUE TIENE QUE HACER ALGO no está tranquilo del todo. Pepito Grillo te recrimina al oído. Eso cuando no es tu esposa, tu jefe, tu madre, o tu “quien sea”, el que está insistiendo para que hagas ya de una vez lo que tienes que hacer.

MI PEREZA no es, o no ha de ser, mía.

La pereza es un estorbo innecesario, una zancadilla indeseada, una trampa que hay que evitar…

Otra vez digo que hay que apelar a la adultez, la sensatez, o bien al o a la responsable que es consciente de que todo lo que afecta a su vida es un asunto inevitable de responsabilidad propia.

Se exceptúan motivos por los que uno tiene una tendencia similar a la pereza. Me refiero a esos enfermos –a los que incluso a veces se les acusa sin razón- como pueden ser los autistas, los que tienen Síndrome de Asperger, fibromialgia, fatiga crónica, depresión, distimia, o incluso demencia.

Algunos motivos en los que se sustenta -a veces- la pereza son la falta de un beneficio que sea equivalente o superior al esfuerzo que el asunto requiere, el hecho de que se sepa o suponga que no va a ser reconocido ese trabajo o actividad, la falta de una motivación suficiente, que sea algo muy monótono que no aporte alicientes, o saber que va a producirnos molestias, dolor, trastornos…

Si alguna de estas razones se manifiesta, conviene revisarlas y ver si se encuentra una motivación que le lleve a uno ponerse en acción, o eliminar lo que están siendo razones-excusas.

Contra la pereza, resolución.

Ante la pereza, apremio.

Frente a la pereza, aplicación, presteza, actividad.

En muchas ocasiones la pereza nos elimina la posibilidad de hacer algo que puede resultarnos gratificante. Supongo que casi todos hemos pasado por la experiencia de empezar a hacer una cosa que no era en principio apetecible, y que poco a poco ha empezado a resultarnos agradable y al final nos ha parecido satisfactoria y nos hemos alegrado de haberla hecho.

La pereza se puede catalogar de enemiga y tal vez sea conveniente tratarla como tal.

Y por lo tanto, vencerla.

Recuérdalo la próxima vez que se te presente.


Te dejo con tus reflexiones…


Francisco de Sales


Si le ha gustado ayúdeme a difundirlo compartiéndolo.
VISITE http://buscandome.es/index.php?action=forum








Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 566
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.