Últimos temas
» SER SENCILLO
Vie 22 Jun 2018 - 15:52 por Francisco de Sales

» SI NO CONFÍAS EN TUS FUERZAS
Jue 21 Jun 2018 - 15:21 por Francisco de Sales

» EL AUTOCONOCIMIENTO SURGE DEL AUTODIAGNÓSTICO
Miér 20 Jun 2018 - 16:37 por Francisco de Sales

» AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS
Mar 19 Jun 2018 - 16:41 por Francisco de Sales

» NO DEJES TUS PREGUNTAS SIN RESPUESTAS
Jue 14 Jun 2018 - 18:37 por Francisco de Sales

» QUÉ HACER CUANDO NO APETECE HACER
Lun 11 Jun 2018 - 16:25 por Francisco de Sales

» PERDONAR ES UN SENTIMIENTO, NO UNA PALABRA
Dom 10 Jun 2018 - 16:43 por Francisco de Sales

» LOS PENSAMIENTOS OBSESIVOS Y TÚ: UN MAL MATRIMONIO
Vie 8 Jun 2018 - 17:49 por Francisco de Sales

» CREE A QUIEN CREA EN TI
Miér 6 Jun 2018 - 16:55 por Francisco de Sales

» ¿POR QUÉ NOS DOMINA LA BAJA AUTOESTIMA?
Mar 5 Jun 2018 - 18:17 por Francisco de Sales

» SE NOS VA LA VIDA
Lun 4 Jun 2018 - 18:41 por Francisco de Sales

» SI YO TOMÉ UNA DECISIÓN, YO PUEDO TOMAR OTRA
Jue 31 Mayo 2018 - 17:08 por Francisco de Sales

» No noto nada significativo....
Jue 31 Mayo 2018 - 1:17 por keanuabi

» LOS NUEVOS MANDAMIENTOS
Miér 30 Mayo 2018 - 16:21 por Francisco de Sales

» HAY QUE PRESTAR ATENCIÓN A "EL MOMENTO"
Mar 29 Mayo 2018 - 18:23 por Francisco de Sales

» CÓMO RELACIONARTE BIEN CONTIGO
Lun 28 Mayo 2018 - 18:17 por Francisco de Sales

» CÓMO CONTROLAR LA MENTE
Dom 27 Mayo 2018 - 17:40 por Francisco de Sales

» COLABORAR CON LO INEVITABLE
Sáb 26 Mayo 2018 - 17:28 por Francisco de Sales

» SOY FELIZ Y DEBERÍA RECORDARLO MÁS A MENUDO
Miér 23 Mayo 2018 - 17:43 por Francisco de Sales

» EL AUTOENGAÑO ES EL MAYOR PECADO QUE UNO PUEDE COMETER CONTRA SÍ MISMO
Mar 22 Mayo 2018 - 18:56 por Francisco de Sales

» Operada de cataratas
Sáb 19 Mayo 2018 - 9:01 por ruwild

» LO QUE REALMENTE BUSCAMOS ES LA PAZ
Miér 16 Mayo 2018 - 17:46 por Francisco de Sales

» LO QUE TÚ VES NO SIEMPRE ES LO QUE YO VEO
Mar 15 Mayo 2018 - 16:39 por Francisco de Sales

» NO LES DES A OTROS EL PODER SOBRE TU VIDA
Lun 14 Mayo 2018 - 19:05 por Francisco de Sales

» EL DESTINO ELIGIÓ POR MÍ
Vie 11 Mayo 2018 - 16:28 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 11 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 11 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


NO EXISTEN LOS PROBLEMAS

Ir abajo

NO EXISTEN LOS PROBLEMAS

Mensaje  Francisco de Sales el Mar 25 Jul 2017 - 18:19

NO EXISTEN LOS PROBLEMAS


En mi opinión, no existen los “problemas”: lo que existen son “asuntos que hay que resolver”

Un “problema” no es lo que pensamos que es: una preocupación, una ofuscación, un agobio, una enajenación, un desquiciamiento… sino que es “una cuestión que se trata de aclarar” o “un planteamiento de una situación cuya respuesta desconocida debe obtenerse a través de métodos científicos.”

O sea, que los “problemas” no tienen en sí nada de eso negativo que les adjudicamos y que se vuelve contra nosotros porque nos quita la ecuanimidad que se requiere para aclarar la cuestión que se trata de aclarar o resolver.

Los “problemas” están para afrontarlos y resolverlos, pero no desde esa actitud apocada y trágica con que los soportamos.

Hay muchos tipos de “problemas”, así que no se puede generalizar y encontrar una fórmula que sirva para todos, pero sí que se puede tener unos principios que nos rijan cada vez que nos encontremos con alguna de esas situaciones, que sin duda nos los vamos a encontrar.

Y aunque uno esté directamente afectado por la cuestión a la que llamamos “problema”, lo menos adecuado al afrontarlo es hacerlo desde la desventaja que provoca el hecho de sentirse en inferioridad de condiciones por saberse – o presuponer- afectado y perjudicado.

Hay razones para no dejarse intimidar por ellos y motivos para afrontarlos inaplazablemente. Sobre todo esos “problemas” que son personales e intransferibles, que uno mismo debe resolver sin dejar, irresponsablemente, que sea el paso del tiempo el encargado de ponernos en bandeja el resultado negativo de no haberlos resuelto.

No hay que huir de ellos, por mucho que duelan, por poco que gusten.

La responsabilidad personal frente a los asuntos que acontecen en la propia vida obliga a hacernos cargo tanto de las cosas que nos suceden y nos resultan agradables como de aquellas cosas indeseadas pero que, por las circunstancias que sean, son inevitables.

Por lo tanto, propongo desdramatizar todo lo que se pueda el asunto, verlo lo más inafectadamente que se pueda, y esto se consigue en gran medida si uno logra salirse del papel de afectado y lo ve como si le estuviera sucediendo a otro persona y uno no estuviese directamente implicado.

Hay que tener bastante tolerancia a la frustración que nos provoca el hecho de que las cosas no ocurran siempre como deseamos, y cuando no suceden así, a nuestro gusto, y sin hacer por ello y drama y sentirnos atacados directamente por Dios o por las desdichas, lo conveniente es quitarles el poder frustrante y dejar que sea simplemente un asunto, como otro cualquiera, de los que hay que resolver.

No todas las cosas están siempre a nuestro favor, y no todos nuestros actos son adecuados y perfectos y, además, no siempre y todo depende de nosotros. Así que cuando intervienen otras personas, ya no está en nuestras manos y, en muchas ocasiones, no nos queda otra opción que resolver del mejor modo posible lo que han causado otros.

Pero es que todo eso también forma parte de esto que llamamos “la vida”: sol y sombra, placeres y algunas desdichas, lo deseado y lo indeseado, lo que calificamos como bueno y lo que calificamos como malo.

No hay que huir de los “problemas”. Hay que mirarles a los ojos sin miedo, sin sentirse acobardado, sin mostrarse vencido de antemano. Nada es más fuerte que nosotros, nada nos sobrevive. Nosotros seguimos adelante y lo que fueron considerados “problemas” siempre se quedan atrás.

Verlo de este modo al afrontarlos da seguridad o, por lo menos, tranquilidad. Y ambas cosas son muy recomendables y necesarias.

Y ya sé que todo lo escrito casi se desvanece cuando uno está afectado o influenciado por un “problema”, pero siempre es mejor partir con esta premisa que acudir rendido y ya vencido.

Además, queramos o no, eso que llamamos “problemas” van a acompañarnos durante toda nuestra vida, así que conviene estar entrenados para cuando se presenten, conviene tener ya una experiencia previa, una tranquilidad para esos casos que hay que sacar de donde sea, y evitar el abatimiento y la desolación.

De este modo es más que posible que la ecuanimidad y la subjetividad y objetividad estén presentes, y que seamos más capaces de des-implicarnos del asunto que sea, permitiendo que la imparcialidad y la calma nos hagan comprender mejor lo que está pasando y descubrir lo más apropiado para su evitación o solución.

Eso requiere un cierto entrenamiento que te conviene comenzar ya.

RECUERDA: No existen los “problemas”: lo que existen son “asuntos que hay que resolver”. Llámalos de este modo y notarás un cierto relajo y un modo distinto de afrontarlos.

Te dejo con tus reflexiones…


Francisco de Sales


“Oír o leer sin reflexionar es una tarea inútil”. (Confucio)

Si te ha gustado ayúdame a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 480
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.