Últimos temas
» TUS 25 DERECHOS
Hoy a las 16:54 por Francisco de Sales

» EN TU VIDA MANDAS TÚ
Ayer a las 16:55 por Francisco de Sales

» ¿CUÁNTOS AÑOS NO TIENES?
Jue 27 Abr 2017 - 16:28 por Francisco de Sales

» HE SUFRIDO DEMASIADO
Miér 26 Abr 2017 - 18:20 por Francisco de Sales

» REEDUCAR LA MENTE
Mar 25 Abr 2017 - 16:34 por Francisco de Sales

» REBÉLATE CONTRA LA CULPA
Lun 24 Abr 2017 - 18:19 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ ES LO QUE QUIERO PARA MÍ?
Jue 20 Abr 2017 - 18:21 por Francisco de Sales

» YO CONMIGO
Miér 19 Abr 2017 - 18:34 por Francisco de Sales

» SOLUCIONAR NUESTRO PASADO
Mar 18 Abr 2017 - 17:53 por Francisco de Sales

» NO HAY QUE ACEPTAR "LO NORMAL"
Vie 31 Mar 2017 - 16:07 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ ESTOY HACIENDO CON MI VIDA?
Jue 30 Mar 2017 - 17:40 por Francisco de Sales

» EN LA LUCHA CONTRA UNO MISMO SIEMPRE SE PIERDE
Miér 29 Mar 2017 - 17:45 por Francisco de Sales

» ¿REALMENTE ES NECESARIO?
Mar 28 Mar 2017 - 17:23 por Francisco de Sales

» LA SOLUCIÓN ES BUSCAR UNA SOLUCIÓN
Lun 27 Mar 2017 - 17:16 por Francisco de Sales

» UNO VALE POR LO QUE ES Y NO POR LO QUE TIENE
Sáb 25 Mar 2017 - 18:27 por Francisco de Sales

» MI BÚSQUEDA DE DIOS
Vie 24 Mar 2017 - 17:39 por Francisco de Sales

» IMPRESCINDIBLE: DARSE CUENTA
Jue 23 Mar 2017 - 18:27 por Francisco de Sales

» AL DESAPEGO SE LLEGA POR AMOR
Miér 22 Mar 2017 - 17:12 por Francisco de Sales

» ¿QUIÉN SOY YO? O ¿QUÉ SOY YO?
Mar 21 Mar 2017 - 18:16 por Francisco de Sales

» ROMPER SIN MIEDO
Lun 20 Mar 2017 - 18:17 por Francisco de Sales

» ME ASOMBRO DE MI VIDA
Dom 19 Mar 2017 - 19:12 por Francisco de Sales

» ¿CÓMO CONTROLAR LA MENTE?
Sáb 18 Mar 2017 - 17:05 por Francisco de Sales

» FELICIDAD, SÍ. HIPERFELICIDAD, NO.
Vie 17 Mar 2017 - 16:37 por Francisco de Sales

» PREVER, SI. PREOCUPARSE, NO
Jue 16 Mar 2017 - 18:23 por Francisco de Sales

» TODOS PODEMOS HACER EL REGALO MÁS CARO DEL MUNDO
Miér 15 Mar 2017 - 17:22 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 14 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


NO ES BUENO SUFRIR EL DOLOR AJENO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

NO ES BUENO SUFRIR EL DOLOR AJENO

Mensaje  Francisco de Sales el Vie 29 Ene 2016 - 4:36

NO ES BUENO SUFRIR EL DOLOR AJENO

(El sentido del artículo está orientado a los dolores emocionales, o sentimentales, de los otros, pero también es aplicable –aunque no todo ni del todo - en los casos de dolor físico)



En mi opinión, casi nunca acertamos en cómo tenemos que actuar cuando nos encontramos con una persona que está sufriendo.

Y es que no hay normas rigurosas que aplicar en estos casos, sino que dependen de la gravedad del asunto, de si hay o no posibilidad de solucionarlo, de la situación personal del otro y de sus circunstancias…

En mi caso, procuro aplicar unas pautas que son útiles en la mayoría de los casos.


HAY QUE PERMITIR LLORAR

No sé por qué cuando estamos con una persona que está llorando lo primero que se nos ocurre es decir: “No llores”. ¿Por qué no llorar? Lo adecuado es llorar. Opino que las emociones y los sentimientos hay que vivirlos cuando se presentan, hay que SENTIRLOS en el corazón o donde quiera que afecten; ya habrá tiempo después de ponerles palabras, de analizarlos, de comprender el por qué, y el para qué, pero las respuestas a todas esas cuestiones se encuentran en la impresión que han provocado en cada uno de nosotros. Donde lo han provocado es donde está la respuesta al por qué se ha provocado, y no en la asepsia racional de la mente.


CUANDO HAY SENTIMIENTOS POR MEDIO, A LA MIERDA LAS TEORÍAS

Los sentimientos sólo entienden de emociones, de estremecimientos, de penas o de efusividad, de afectos y aflicciones, y no entienden la racionalidad analítica y fría, ni lo que es adecuado hacer en el momento es que están bullendo, así que cuando una persona está en su dolor –sea justificado o innecesario- no hay que ponerse a explicarle teorías porque tal vez las llegue a comprender con la mente, pero en ese momento se imponen los sentimientos.


LA ESCALA DE DOLOR ES PERSONAL
(Y a quien le duele que no le digan que no le duele…)

Cuando uno está en su dolor no entiende ni acepta que le digan: “Pero si eso es una tontería que no tiene importancia…”, “No pasa nada…”, “Eso es normal…”, “No hagas caso…”, “Ya se te pasará...”

Claro que se pasará, pero cuando sea el momento. Cuando uno está en su dolor es mejor que lo viva plenamente, sin recortarlo, sin negarlo, porque le está aportando una lección que sólo se puede exprimir desde la vivencia completa del sentimiento –que para eso está-. Precipitar la salida de ese estado es como salirse de una clase a la mitad, uno se queda sin aprender del todo la lección. Ha estado allí, pero ha sido una pérdida de tiempo porque no ha aprendido. ¡Y cualquiera sabe cuándo se vuelve a dar esa misma lección!


NO METERSE EN SU DOLOR

Su dolor es su experiencia y la tiene que vivir la persona, y no quien le acompaña. Cuando una persona se está ahogando en el mar no necesita a otra que se lance a su lado para gritar más entre las dos, sino que necesita alguien que se quede fuera para poder echarle una mano y ayudarle a salir.

Esa es la actitud. Dejar que el otro viva ese momento. Que llore, que rabie, que maldiga, que sienta lo que sea con intensidad.

Sí es excelente dejarle claro que se está a su lado para lo que necesite.
Y es bueno un contacto humano. Abrazarle, tocarle, cogerle las manos, acogerle. Depende del grado de confianza y de lo que la sensibilidad de cada uno diga que hay que hacer en ese momento.

Sí es buena la empatía, o sea, sentirse identificado con el otro, pero no sentirse idéntico. El dolor y la experiencia son del otro.

Sí a la compasión, a mostrar ese sentimiento de ternura hacia el otro. Es bueno que lo capte, que lo sienta, porque es un agarradero que tiene a mano, algo que le sigue conectando a la vida fuera de su dolor. Es la forma de no sentirse del todo solo en su profunda soledad del momento.

Sí al apoyo. Por supuesto. “Te apoyo, pero dejo que decidas tú”.


CUIDADO…

Cuidado con dejar que cometa cualquier tontería quien está fuera de sí, tal vez no sea consciente de sus actos y puede cometer alguna gravedad. Vigilar que su ofuscación no le empuje a agredirse o agredir a otro, o a cometer una barbaridad. O si hay que tomar una decisión inaplazable en ese mismo instante y el otro no está capacitado para tomarla, hacerlo uno mismo. En esos casos sí se puede y se debe intervenir.

Cuidado si la situación se alarga más de lo necesario. Eso sí hay que vigilarlo, porque a veces el otro no ve más allá de su dolor y quiere permanecer en él demasiado tiempo. La parte menos buena de este tipo de dolor es que uno se enganche a él y no quiera salir. Lo peligroso es que el victimismo se haga fuerte en ese estado. O que el pesimismo o la desesperación o la depresión quieran retenerle al otro más tiempo del necesario. Todos los duelos han de tener su fin natural: no conviene terminarlos antes de su final pero tampoco es conveniente alargarlos más de su tiempo.

Cuidado con dejarles solos si se ve que no están en condiciones de quedarse solos. Es el momento de atenderles.

Pero, sobre todo y en la medida de lo posible, no intervenir en su experiencia, no pretender acortarla, no privarle de conocerse en su capacidad de sentimientos y de dolor, permitirle que se conozca en esa parte de su humanidad, que viva su prueba para que después pueda comprender lo que ésta le ha enseñado.

Bueno… todo esto es simplemente mi opinión.


Te dejo con tus reflexiones…


Más artículos aquí: http://www.buscandome.es/index.php?action=forum

Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 310
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.