Últimos temas
» Cambia tu futuro por las aperturas temporales. Jean Pierre Garnier Malet.
Ayer a las 23:57 por carlos beltran

» El Poder de la Melanina y la Fotosíntesis Humana
Dom 19 Oct 2014 - 21:05 por mentayflor

» 20/03/2012 COMIENZO DE SEMILLAS SOLARIZADAS
Vie 17 Oct 2014 - 18:42 por Quimera

» Acerca del Ebola,por Josep Pamies
Jue 16 Oct 2014 - 16:00 por ruwild

» Para los DIABETICOS
Jue 16 Oct 2014 - 14:11 por Santos

» VIDEOS QUE QUIERAS COMPARTIR
Miér 15 Oct 2014 - 9:28 por ruwild

» Henri Monfort: Un chamán aerívoro En SupremeMasterTV
Miér 15 Oct 2014 - 7:30 por ruwild

» hola, metodos para ser respiratoriano
Mar 14 Oct 2014 - 17:57 por mentayflor

» Es ético comerse otro ser vivo sin necesidad?
Lun 13 Oct 2014 - 20:52 por mentayflor

» VICTOR TRUVIANO Y LA ALIMENTACIÓN PRÁNICA
Lun 13 Oct 2014 - 1:24 por mentayflor

» Hola, estoy en zona oeste Castelar, Buenos Aires
Lun 13 Oct 2014 - 0:37 por mentayflor

» Ayunar para Sanar
Sáb 11 Oct 2014 - 16:34 por ruwild

» Sentimiento de vacío y soledad durante el mantenimiento
Sáb 11 Oct 2014 - 16:04 por Jose Munoz

» No te obligues a ser feliz
Mar 7 Oct 2014 - 16:18 por Francisco de Sales

» Creo yo, me parece, opino, supongo...
Mar 7 Oct 2014 - 16:17 por Francisco de Sales

» Cuando hablamos de tiempo estamos hablando de nuestra vida
Mar 7 Oct 2014 - 16:16 por Francisco de Sales

» Yo soy un Ángel
Mar 7 Oct 2014 - 16:15 por Francisco de Sales

» Obsolescencia programada
Mar 7 Oct 2014 - 1:47 por ruwild

» Frases célebres.
Miér 1 Oct 2014 - 11:54 por ruwild

» NÚMERO 22 para Bardak
Lun 29 Sep 2014 - 22:51 por Oscar Villar

» GRAVE ESCÁNDALO CIENTÍFICO: SE DESTAPA EL CASO DE LAS VACUNAS RACISTAS
Lun 29 Sep 2014 - 19:45 por ruwild

» 34 minutos
Sáb 20 Sep 2014 - 23:08 por Mariela

» Marcelo Suarez de Argentina
Miér 17 Sep 2014 - 23:28 por frijappi

» sun gazing aplicación
Miér 17 Sep 2014 - 15:09 por Joan Adrover

» punto negro en el sol
Mar 16 Sep 2014 - 18:21 por maraño

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Miér 17 Oct 2012 - 21:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


Ayunar para Sanar

Página 1 de 11. 1, 2, 3 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Ayunar para Sanar

Mensaje  Invitado el Vie 26 Feb 2010 - 20:37

En este tema vamos a hablar sobre la importancia del ayuno y su posible relación con el sungazing; también compartiremos datos, técnicas y experiencias.

sunny

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  ruwild el Vie 26 Feb 2010 - 20:42

Hola Apolonio,he hechado un vistazo por si estaba en google,pero sólo he encontrado éstas páginas
Quien no haya leído el libro lo recomiendo,aunque es difícil de encontrar.http://www.edicionesobelisco.com/complementos/5571.pdf
El libro me refiero a la curación por el ayuno.
Una página interesante sobre el ayuno.http://www.actosdeamor.com/ayuno.htm

ruwild

Cantidad de envíos: 1029
Fecha de inscripción: 03/08/2009
Localización: Sueca (Valencia)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  ruwild el Vie 26 Feb 2010 - 21:03

Del programa la rosa de los vientos,un monografico dedicado a la inedia.
megaupload.commegaupload.com KOL7VVND
La página donde está.http://www.todorosavientos.com.es/monograficoszonacero.htm
también esta en el podcast de la rosa de los vientos.
http://www.rosavientospodcast.com/podcast/2005-06/rosa-vientos-94.html
Está donde pone pod.
Saludos.

ruwild

Cantidad de envíos: 1029
Fecha de inscripción: 03/08/2009
Localización: Sueca (Valencia)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  Invitado el Vie 26 Feb 2010 - 21:17

Gracias ruwild! El libro al que nos referimos es "La curación por el ayuno" de Alexis Suvorin. Estos párrafos del pdf están muy bien para empezar:


El hecho principal de mi descubrimiento es el siguiente: durante el ayuno –cuando éste es completo y voluntario– el estómago, de ser un órgano que recibe la alimentación, se convierte en otro que elimina del organismo toda clase de residuos; juntamente con éstos también se arrojan el 95 por 100 de las enfermedades actualmente conocidas; el papel de los intestinos durante el ayuno es más bien pasivo.

Ayunos prolongados realicé tres: de 39, 21 y 37 días, respectivamente. Todos ellos tuvieron lugar en el transcurso de nueve meses, aquí, en Belgrado. Muchos me preguntaron sobre la causa que me había inducido a repetir mis ayunos a intervalos tan breves. Una pregunta muy acertada, porque el ayuno voluntario difiere en todo del forzoso.

Por los hechos que he observado durante esos ayunos he comprobado que el organismo humano no tiene un solo camino general para su saneamiento, a través de los intestinos, sino dos, a saber: el primero para cuando la alimentación del organismo se efectúa por el estómago, y este camino (a través de los intestinos) conduce de arriba abajo; y el segundo para el tiempo de ayuno, durante el cual el organismo no recibe nada del lado del estómago y se alimenta de sus propias provisiones, y este camino conduce de abajo arriba, terminando en la boca con la lengua, por la superficie de la cual se arrojan al final del ayuno cenizas singularmente pesadas, últimos residuos de la formidable combustión de la materia que se provoca en el organismo por un ayuno prolongado, sistemáticamente realizado según el principio: «no comer nada, beber sólo agua».

El primer camino está sujeto a muchas influencias exteriores que, con frecuencia, anulan por completo el resultado deseado, de suerte que no es absoluto. El segundo, en cambio, de haber sido realizado el ayuno en una forma mecánicamente exacta, dará al cabo de cuarenta días un resultado también mecánicamente exacto, es decir, la completa y profunda purificación del organismo de los múltiples y perniciosos residuos que llenan actualmente la sangre de casi todos los hombres. Esa limpieza radical refresca todo el organismo y le trae la curación –que parecía completamente imposible– de muchas dolencias consideradas ahora incurables. El curso del proceso, en rasgos generales, es el siguiente: por lo común, el apetito se siente sólo durante el primer día. A continuación desaparece hasta el final del ayuno, si no se hacen grandes esfuerzos físicos. La lengua pronto se pone blanca; después, a partir del trigésimo día, amarilla, y, por último, se cubre de manchas pardas. Al finalizar la cuarta década la lengua queda limpia, tornándose roja.
Aparece un fuerte apetito; el proceso ha terminado; ¡hay que empezar a comer! Por lo general, un hombre de peso mediano pierde durante el ayuno unos 15 kg, que podrá recobrar luego, si quiere, al cabo de dos o tres semanas, renovando así su carne y su sangre. Se produce un profundo rejuvenecimiento del organismo, hablando literalmente, una nueva salud.

Aquí conviene aclarar que en el sungazing, técnicamente, no se produciría ayuno sino una transformación del modo de alimentarse. ¿Cuál es el nexo entre la "alimentación solar" de HRM y el ayuno estricto? Es el papel del estómago y demás órganos en la purificación del organismo eliminando residuos.

sunny

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  ruwild el Vie 26 Feb 2010 - 21:53

Yo puedo añadir que hay otra forma de ayuno,el ayuno parcial.
Como ya he comentado en post anteriores yo hacía paquetes de ayuno,
cuando yo tenía 20 años comía 5 veces al día,
desayuno,almuerzo,comida,merienda y cena.
Ahora pasados los años como la quinta parte de lo que comía,incluso en calorías.
Hoy en día como una vez al día,y aunque no tengo la sensación de que estoy
ayunando,dentro del ayuno esto estaría considerado el ayuno parcial.

Aclaro que comía una vez diaria antes de hacer sungazing.
Y esto lo he logrado en cierta parte por los paquetes de ayuno que hacía,
me sirvió de mucho,no sólo para recobrar la salud sino también para
alcanzar la moderación en la alimentación.

Cuando una persona ayuna,aparecen síntomas molestos debido a la desintoxicación.
El cuerpo elimina toxinas,y da la sensación de fatiga,pero no es extenuación,
es intoxicacion,cuando uno se habitua al ayuno y prosigue,cuando se evacua y
se eliminan las toxinas esos síntomas molestos desaparezen.
Hay ayunadores que se sirven de enemas,pero yo estoy en contra de ellos porque
es un trabajo demasido grande para los intestinos.

Cuando uno hace ayuno debe de tener una mentalidad buena,el ayuno está contraindicado en las personas que creen que si no comen en varios días
se mueren.
Los osos cuando hibernan pasan varios meses sin comer y no se mueren.
Pero incluso con buena mentalidad,debe de ser un proceso donde debe haber
una adaptación.
Eliminando por ejemplo en un tiempo una comida,así poco a poco hasta comer
una sola vez al día,así será más fácil ayunar.

Cuando una persona está enferma,el cuerpo de manera instintiva pide no comer,
en ese caso es más facil ayunar,pero cuando una persona está sana debe de
haber una preparación.
Por eso estoy en contra del proceso de 21 días de Jasmuheen.
Aunque Jasmuheen en la entrevista que da a supreme masters dice que hay que
hacer la transición hasta comer una vez diaria.
http://www.youtube.com/watch?v=pTrZvGnhCOA
http://www.youtube.com/watch?
v=6cL2I7fTqkE
Como forma de curación yo creo que el ayuno la meditación y ahora el sungazing son
las mejores formas de sanación y también las más baratas.
Saludos.

ruwild

Cantidad de envíos: 1029
Fecha de inscripción: 03/08/2009
Localización: Sueca (Valencia)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  okuman el Sáb 27 Feb 2010 - 17:14

Okay amigos sungazers, tengo días dándole vueltas a este asunto del ayuno e iba a empezar la técnica de la jasmuheen pero ahora que abrieron este post me gustaría que alguno de Uds. me guie sobre todo ruwild que es el que aparenta más experiencia, así que me pongo en sus manos como guías para empezar a experimentar ayunos, no se sientan comprometidos y si nadie quiere compartir esta responsabilidad no hay ningún problema, de antemano les digo que asumo toda la responsabilidad sobre este tema.

Nunca he ayunado ni he pretendido a hacerlo hasta hace unas 3 semanas atrás, así que estoy en blanco por lo que me gustaría que empezáramos desde el principio.

No busco resultados ni persigo ninguna meta solo lo quiero experimentar lo cual voy a hacer con o sin su guía.

Prometo resumen del proceso.

Saludos y espero respuestas.

okuman

Cantidad de envíos: 173
Fecha de inscripción: 06/10/2009
Edad: 42
Localización: México lindo y querido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  ruwild el Sáb 27 Feb 2010 - 18:22

Hola Okuman.
Encantado de ayudar en lo que estimes oportuno.
Tengo experiencia,aunque no me considero un experto,ayuno prolongado todavía no
lo he hecho,pero si bastantes de 3,4 y 5 dias.Pero todavía soy un aprendiz.
Yo te preguntaría:
¿qué tipo de ayuno quieres hacer?
Si és el de 21 días de jasmuheen yo no te lo recomendaría,yo te recomendaría lo
que hago yo,poco a poco de manera progresiva quedarse hasta comer una vez
diaria.
Y con la ayuda de la meditación y el sungazing,sin forzar buscar el sustituir la
alimentación física por la luz del sol y la luz interior.
Este proceso puede tardar meses o años,yo te recomendaría que te lo tomaras con
paciencia,éste es un largo camino,pero efectivo.
La mísma Jasmuheen en los videos puestos en el post anterior dice que hay que
hacer el proceso de ir eliminando de manera gradual las comidas.

En el caso de que quieras hacer un ayuno prolongado,mi recomendación es que
antes hicieras una transición o bién de comer una vez diaria o a base de
paquetes de ayuno.
Para que así cuando hagas el prolongado,los efectos de la desintoxicación sean
menores.
Dependiendo dónde trabajes debes saber que el ayuno hace que los reflejos se
ralenticen.
Pero insisto si no estás enfermo yo creo que es mejor la adaptación de comer
una vez diaria.
Saludos y a tu disposición. Smile

ruwild

Cantidad de envíos: 1029
Fecha de inscripción: 03/08/2009
Localización: Sueca (Valencia)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  ruwild el Sáb 27 Feb 2010 - 19:04

Apolonio pregunta en un post anterior.
-¿Cuál es el nexo entre la "alimentación solar" de HRM y el ayuno estricto?.

Yo creo que son dos caminos diferentes aunque les une el proceso de no comer.
El ayuno es un proceso que si no hay una fuente que administre la energía,sea el
sol o sea la luz interior,se caracteriza porque se produce una autofagia,el cuerpo
humano se consume a sí mísmo.
Y ese proceso tiene unos límites que son generalmente de 40 días,
aunque hay casos de ayunadores que sobrepasan con creces los 40 días.
El ayuno primero cura,luego debilita y finalmente mata,en el caso de prolongarlo
demasiado.

En cambio el proceso de no comer en el sungazing no tiene fecha de caducidad
como en el ayuno,porque al recibir la energía del sol no se produce autofagia,
lo que se produce es una sustitución de la fuente de energía.

El ayuno y el sungazing son dos caminos diferentes.
El practicante del sungazing puede llegar a no comer,aunque no sea la finalidad
del proceso del sungazing según HRM.
Saludos sunny

ruwild

Cantidad de envíos: 1029
Fecha de inscripción: 03/08/2009
Localización: Sueca (Valencia)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  okuman el Sáb 27 Feb 2010 - 19:11

Hola ruwild!

Gracias por la disposición, primero te comparto mi dieta

8:00 am dos o tres frutas, licuado de jugo de naranja con alguna fruta y semillas de girasol o calabaza.

9:30 am o 10 am 1 porción de cereal de avena integral, con almendras enteras crudas y miel de abeja de Yucatán.

15:00 hrs arroz integral, 1 porción de leguminosa ya sea lenteja, garbanzo, frijol, alubia o frijol peruano, 1 porción de guisado (lunes pollo, miércoles pescado, viernes res) que puede incluir o no ensalada fresca o verde, el guisado siempre incluye verduras no muy cocidas.

No ceno y después de las seis de la tarde no consumo alimentos.

Tomo 50mg de zinc en forma de gluconato, 3,3 gramos de magnesio en forma de cloruro y 4 dientes de ajo crudos en puré, esto es diario.

De 3 a 4 litros de agua diario.

Y eso es todo y nada mas lo que entra a mi organismo los días que no hay carne en la comida son vegetales no muy cocidos o asados y una vez a la semana huevos dos o tres.

Yo había pensado ayunar 1 día a la semana y había pensado en el día domingo que descanso, pero hay que tomar en cuenta que hago dos horas de ejercicio de lunes a viernes y no sé si esto pueda afectar mi rendimiento físico, esto sería un impedimento ya que mi condición física ahora esta impecable y juego futbol rápido siendo Yo uno de los más fuertes y rápidos de mi equipo.

¿Me recomendarías un ayuno de más de un día?

okuman

Cantidad de envíos: 173
Fecha de inscripción: 06/10/2009
Edad: 42
Localización: México lindo y querido

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  Carlos el Sáb 27 Feb 2010 - 19:59

ruwild escribió:Apolonio pregunta en un post anterior.
-¿Cuál es el nexo entre la "alimentación solar" de HRM y el ayuno estricto?.

Yo creo que son dos caminos diferentes aunque les une el proceso de no comer.
El ayuno es un proceso que si no hay una fuente que administre la energía,sea el
sol o sea la luz interior,se caracteriza porque se produce una autofagia,el cuerpo
humano se consume a sí mísmo.
Y ese proceso tiene unos límites que son generalmente de 40 días,
aunque hay casos de ayunadores que sobrepasan con creces los 40 días.
El ayuno primero cura,luego debilita y finalmente mata,en el caso de prolongarlo
demasiado.

En cambio el proceso de no comer en el sungazing no tiene fecha de caducidad
como en el ayuno,porque al recibir la energía del sol no se produce autofagia,
lo que se produce es una sustitución de la fuente de energía.

El ayuno y el sungazing son dos caminos diferentes.
El practicante del sungazing puede llegar a no comer,aunque no sea la finalidad
del proceso del sungazing según HRM.
Saludos sunny

Ruwild, agradezco tus líneas, me preguntaba precisamente ese punto de la diferencia y me fue muy grato encontrar la respuesta por tu conducto; me quedó muy claro.

Como comentario, el domingo pasado decidí no comer ningún sólido, únicamente tomar agua, no sentí para nada el deseo de comer, más aparte al siguiente día se me quitó una infección de la garaganta que estaba por brotar.

Les deseo lo mejor en su búsqueda sobre el ayuno, en mi caso soy bastante irregular en las comidas por mi actividad laboral.

Saludos.

Carlos

Cantidad de envíos: 161
Fecha de inscripción: 24/11/2009
Edad: 45
Localización: Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  ruwild el Sáb 27 Feb 2010 - 20:02

Por lo que veo Okuman te alimentas bastante sano.
He leído en un post tuyo que has bajado 19 kilos,(Felicidades)
La verdad es que no entiendo cómo quieres ayunar si vas tan bién,yo
dejaría que el proceso de no comer que produce el sungazing viniera a tí
sin buscarlo demasiado hasta que tu cuerpo ya no te pida alimento.

Ayunar una vez a la semana es fantástico.
La condición física no debería preocuparte por ayunar una vez a la semana.
A veces cuando se ayuna da la impresión de que se está cansado.
Pero no es extenuación,es intoxicación.
Cuando se va eliminando las toxinas uno se siente con más fuerza y más ligero
que si no hubieraa ayunado.
Tenemos el ejemplo de Jericho Sunfire y su excepcional forma física.

Lo que hizo darme cuenta de lo de la extenuación e intoxicación fué que
cuando hacía ayunos yo estaba acostumbrado a caminar 3 o 4 horas sin notar
la fatiga, y en un ayuno de 5 días,el 5 día fuí a caminar y me costó muchísimo,
no llegué a caminar ni 1 hora,y cuando subí las escaleras de mi piso,
cada peldaño me costaba muchísimo.
Decido en ése instante dar por terminado el ayuno,y al dar un sólo bocado
de comida tuve que ir inmediatamente al retrete,donde evacué liquidamente
las toxinas acumuladas en varios días.
Acto seguido me encontré de maravilla,sin comer nada todavía bajé de mi piso para realizar compras,y la sorpresa me la llevé cuando subí volando practicamente
las escaleras.
Me quedé tan alucinado que las volví a bajar y las volví a subir sin notar la
tremenda fatiga que había sentida cuando subí las escaleras antes de eliminar
las toxinas.
Eso me sirvió para darme cuenta que en el ayuno,sobre todo los primeros días
lo que cansa no es la extenuación,sino la intoxicacion.

A la pregunta que haces de si te recomendaría un ayuno de más de un día
te contesto que tú mísmo pruebes poco a poco cómo te sientes,
empieza por un día a la semana,y si ves que tus sensaciones son buenas,
pues entonces prueba con dos.
También viene bien la lectura de libros sobre el ayuno.

Pero insisto lo mejor es la moderación en la alimentación,y por lo que veo
te alimentas en cantidad y calidad muy bien.
Si tu sientes que tienes que ayunar adelante,si sientes que debes prolongarlo,
adelante.
Nosotros mísmos somos nuestro mejor médico.

Te añado que desde 16 años que hace que ayuno,ni he vuelto a visitar al médico,
ni he consumido ni un medicamento.
Y te digo que yo antes siempre estaba consumiendo medicamentos y visitando
médicos.
El nivel de energía subió en mí de una manera acojonante.
Es como si me hubieran quitado una mochila con 30 kilos de peso,
me siento muchísimo más ligero.
Y a nivel de sensibilidad también he mejorado.
A un nivel mental noto que me concentro mucho mejor y no me canso casi.

Haz lo que tú sientas que sea mejor para tí.
Saludos. :bueno:

ruwild

Cantidad de envíos: 1029
Fecha de inscripción: 03/08/2009
Localización: Sueca (Valencia)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  ruwild el Sáb 27 Feb 2010 - 20:17

Hola Carlos,me alegro de que te aclare lo de la diferencia.
Enhorabuena por lo de la garganta,cuando uno ayuna todo lo que está
en desorden vuelve al orden.
Yo antes cuando me resfriaba no tomaba ningún medicamento,estaba uno o dos
días sin comer y me recuperaba.
Ahora con el sungazing todavía no me he resfriado :sol:

Tanto si uno ayuna como si no,o si uno trabaja y es irregular en las comidas,
lo importante es bajo mi punto de vista la moderación.
Yo todavía como cosas que no debería de comer,por ejemplo chocolate.
Pero enfín con moderación todo es bueno jeje.
Quizá el sol me quite éste vicio.
Por cierto Carlos el de la foto ¿eres tú?
Saludos.

ruwild

Cantidad de envíos: 1029
Fecha de inscripción: 03/08/2009
Localización: Sueca (Valencia)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  Invitado el Sáb 27 Feb 2010 - 22:45


AYUNAR PARA CURAR


El ayuno ha tomado parte de la vida diaria de la humanidad, especialmente en los momentos de rituales y ha sido utilizado en la triple vía de limpieza corporal, descontaminación mental y búsqueda de claridad espiritual.

Durante siglos se ha ayunado en la preparación de ceremonias y ritos de diversas religiones y filosofías de vida que lo contemplan en mayor o menor medida. Es y ha sido practicado entre los chamanes de los más diversos lugares a lo largo y ancho de toda la geografía del planeta, especialmente como preparación de festividades concretas durante el año o para celebrar rituales de curación o rituales de acceso al «mundo paralelo» al que acuden en «búsqueda de la visión».

También es y ha sido utilizado en los rituales y en las ceremonias de iniciación de muchas culturas del mundo. La abstinencia de alimentos formaba también parte de los ritos de fertilidad en algunas ceremonias primitivas. Muchas de esas ceremonias se practicaban en los equinoccios de primavera y otoño y han perdurado durante siglos.

Durante los primeros tiempos de la era cristiana la práctica del ayuno de veinticuatro horas era muy común. Es lo que se llamaba en latín: «Jejunium a vespera ad vesperam», que significa «Ayunar desde el atardecer de un día al atardecer del siguiente».

En tiempos cercanos son muy conocidos los repetidos ayunos, en forma de huelgas de hambre, llevados a cabo por Mahatma Gandhi, en su camino de no violencia, de Ahimsa, para liberar a la India del gobierno de Gran Bretaña mediante una revolución pacífica. Utilizó el ayuno como «arma» en su resistencia pacífica y de no colaboración con el gobierno británico y demostró ser un verdadero «guerrero pacífico».

Gandhi, que además de sus ideas pacifistas era vegetariano y tenía amplia experiencia en los cuidados naturales de la salud, utilizó el ayuno en apoyo de sus ideales de libertad para la India. En su poco conocida faceta de especialista en la salud, señala: «No debemos llenar el aparato digestivo con alimentos innecesarios. Tenemos que comer solamente tanto como nos sea necesario y no más. Con frecuencia comemos de más, o ingerimos cosas imposibles de digerir, sin darnos cuenta. Un ayuno ocasional, por ejemplo de una vez por semana o una vez cada quince días, nos permitirá mantenernos equilibrados. Si no nos resulta posible ayunar un día entero, podemos saltarnos una o más comidas durante el día».

Pedro Laín Entralgo, gran especialista en Historia de la medicina y en Antropología médica, escribe: «A comienzos del siglo XIX... vigente desde los hipocráticos, la restricción alimentaria en las enfermedades agudas seguía siendo la regla...»

Un camino olvidado hacia la salud

Hipócrates, según el Dr. Honorio Gimeno, uno de los médicos naturistas más reconocidos de nuestro país, preconizó la utilización del ayuno, el pan integral y las frutas y hortalizas crudas y aconsejó que en cuestiones de alimentación se atendiese al instinto del enfermo. En lo fuerte de la enfermedad, conviene alimentación muy débil o la supresión absoluta de todo alimento. En las diarreas intensas la ingestión de manzana cruda. En invierno y en primavera, se puede comer más que en verano y en otoño. Cuando se tiene fiebre, el mejor alimento es el jugo de frutas. Si un enfermo ha adelgazado bastante por enfermedad larga, no tiene que comer demasiado para recuperarse antes, sino que ha de hacerlo con precaución. Cuando la enfermedad no es muy importante y evoluciona en sentido favorable, el médico no ha de emplear muchos remedios; es mejor que actúe la fuerza vital natural, a ser posible, por sí sola. Dicha fuerza se conoció después en versión latina como «vis medicatrix naturae».

En el siglo XVII, el ilustre físico Paracelso llamaba al ayuno «el gran remedio».

El ayuno a agua no consiste en mantener al cuerpo bebiendo agua mientras el organismo se nutre de sus propias reservas. No «deja de comer», sólo invierte la utilización de alimentos y orienta su energía hacia el proceso curativo.

Durante el ayuno el cuerpo no deja de alimentarse, sino que se alimenta de sus propias reservas, a plato puesto. Mientras existan reservas almacenadas en el cuerpo hablamos de ayuno. Con frecuencia dentro de la terminología de la medicina convencional los términos ayuno e inanición se utilizan como sinónimos. Ello indica un grave error. Hay una gran diferencia entre estos dos procesos.

El ayuno comienza cuando nos saltamos una comida y termina, si no lo dejamos antes, cuando se consumen todas las reservas de nutrientes almacenados durante años en nuestro organismo. Cuando el cuerpo no tiene reservas para «nutrirse de su interior» termina el ayuno y comienza la inanición.

En las primeras horas del ayuno el cuerpo consume el azúcar (glucosa) que fluye en la sangre y la almacena en el hígado y los músculos en forma de glucógeno, al que se le ha llamado también «almidón animal». Posteriormente se mantiene de transformar, primero sus reservas grasas y finalmente las proteínas. Únicamente cuando las reservas se agotan, el cuerpo comienza a digerir las partes y órganos más vitales. Este periodo es conocido como inanición. Es un proceso totalmente diferente al ayuno. Pero esto no ocurre normalmente sino pasadas cinco semanas o más, dependiendo de las reservas del organismo.

Una vez pasado el tiempo de ayuno, durante la inanición pueden aparecer trastornos más o menos graves en los órganos más vitales. Uno de los síntomas de la inanición es el descenso invariable de la temperatura corporal. El descenso brusco de peso durante un ayuno largo, la visión doble, la excesiva sensibilidad de los ojos a la luz, y el aumento exagerado de potasio en sangre, son síntomas que indican la aparición de la inanición e invariablemente señalan la urgente necesidad de cortar el ayuno.

El ayuno comienza cuando dejamos de comer y termina, sino antes, cuando se consumen las reservas del organismo; la inanición, en cambio, comienza cuando termina el ayuno y puede acabar con la muerte. El cuerpo se cura cuando ayuna, pero enferma y muere en la inanición.

El ayuno es un tiempo de eliminación o «limpieza» interna. El organismo indica que no es momento de introducir comida, sino de eliminar las sustancias de desecho y los residuos tóxicos acumulados con el tiempo. Con el ayuno hacemos una puesta a punto del organismo o un «cerrado por limpieza e inventario» o «cerrado por reparaciones».
Las agresiones de la vida moderna son de por sí suficientes para producir una intoxicación corporal general, se exprese o no con síntomas de enfermedad, que indica la necesidad de un tiempo de ayuno y desintoxicación.

El ayuno no es una técnica nueva. Los niños y los animales dejan de comer cuando están enfermos. Guiados por el instinto somático o la inteligencia interna el organismo canaliza sus energías hacia la eliminación de sustancias de desecho y tóxicas y dejan de comer. En ese momento lo importante no es la ingesta de sustancias nutritivas sino la capacidad de desintoxicación, autorregulación y autocuración del organismo y por ello desaparecen las ganas de comer.

La curación es un proceso biológico y el ayuno posibilita que el cuerpo ponga en marcha todos los procesos de desintoxicación, limpieza y regeneración. En este sentido el ayuno en sí realmente no cura. Es el cuerpo el que se cura mientras ayunamos. El poder de curación es siempre algo inherente al organismo vivo y ningún medicamento o médico puede llevarse los laureles de la curación. La curación es una cualidad de todo ser vivo, que mantiene en sí mismo una parte de la capacidad curativa y de regeneración de la Naturaleza.

Cuando una persona ayuna no gasta energía en el proceso de digestión y asimilación de nutrientes y las células y órganos del cuerpo descansan. Esa energía ahorrada es invertida hacia los procesos de eliminación y autocuración. El cuerpo pone en marcha toda su gran capacidad de autorregulación y autocuración.

Durante el ayuno no es momento de comer sino de eliminar, renovar y regenerar. Todo ello se hace guiado por la inteligencia somática, esa misma inteligencia que hace que nuestro corazón lata, de día y de noche, que nuestros riñones filtren la sangre de desechos, o que el hígado tome las sustancias necesarias para reconstruir el cuerpo y sus funciones y neutralice las sustancias tóxicas ingeridas. Esos mismos órganos, al no tener que trabajar en la digestión y asimilación de alimentos, recanalizan su energía hacia los procesos de curación. La inteligencia somática modifica el reparto energético en el organismo, canalizando la energía hacia las zonas donde la desintoxicación y curación son más necesarias.


Beneficios del ayuno

Muchos son los beneficios que conseguimos con el ayuno y haremos un breve repaso de todos ellos:

• Facilita el descanso general y completo de los órganos vitales.

• Podemos señalar como descanso fisiológico al descanso aportado por el ayuno. Todo el cuerpo humano, es decir sus millones y millones de células no gastan energía en la digestión y asimilación de los nutrientes ingeridos, y esa energía que ahorran la invierten en el proceso de limpieza, regeneración y autocuración.

• ¿Y cómo se cura el organismo humano con el ayuno? Su capacidad de curación es una manifestación de la capacidad curativa de la Naturaleza en la que vivimos. La curación no es debida a unos medicamentos, ni a los médicos, no viene de fuera sino que surge de dentro. La curación es un proceso que podemos despertar en nosotros observando y manteniendo en la vida normal los llamados «Factores de Salud»: alimentación sana, ejercicio, movimiento, trabajo creativo, respiración profunda y tranquila, contacto con la naturaleza, expresión psicoemocional, relaciones humanas auténticas y cooperativas (no competitivas), etc. Cuando eliminamos las barreras que ponemos a la curación ésta ocurre por sí misma.

• Detiene la ingesta de alimentos que se descomponen en el intestino e intoxican al cuerpo.

• El aparato digestivo se va limpiando con el ayuno. La ausencia de comida durante el ayuno facilita la desaparición de alimentos descompuestos en el intestino. Cuando los alimentos no se descomponen en el conducto digestivo no intoxican al organismo y el cuerpo se va sanando.

• Vacía el tubo digestivo y se deshacen de las bacterias de putrefacción. Cuando el conducto digestivo se llena de restos de alimentos que sufren fermentación y putrefacción, aparecen una gran cantidad de bacterias, muchas de ellas perjudiciales para el organismo. El ayuno limpia el tubo digestivo de los restos alimenticios y también de los gérmenes posibles que pueden perjudicar al aparato digestivo y a todo el organismo. Al desaparecer la fermentación y la putrefacción desaparecen las bacterias que se alimentan de los alimentos descompuestos.

• Las bacterias, habitualmente, son unos organismos oportunistas que se alimentan de la descomposición y muerte celular. Si eliminamos la fermentación y putrefacción intestinal, se quedarán sin comida y desaparecerán. El ayuno evita cualquier infección bacteriana en el intestino. Al eliminar los restos de nutrientes mal digeridos y fermentados, deja sin «alimento» a millones de bacterias que podrían perjudicar al organismo.

• Da a los órganos de eliminación una oportunidad para ponerse al día en su trabajo. Favorece la eliminación y desintoxica al organismo.

• La sobrecarga del organismo ocasionada por muchos años de una alimentación y una forma de vida insanas, dificulta la correcta eliminación de sustancias tóxicas. El organismo se va saturando poco a poco de sustancias de desecho ya que los órganos de eliminación se ven sobresaturados y no cumplen adecuadamente su función. Además, cuando nos mantenemos en un estado continuo de estrés llegamos al agotamiento orgánico, los órganos de eliminación no pueden cumplir su labor por falta de energía y las toxinas se van acumulando en su interior, dando lugar a una profunda intoxicación.

• Con el ayuno, al estar la energía del cuerpo centrada no en la vida exterior, sino en la limpieza y autorregulación interior, el cuerpo se pone al día en la eliminación de desechos y tóxicos y se produce una gran desintoxicación ya que los órganos de eliminación tienen toda la energía a su disposición. Esto abre las vías hacia la curación.

• Restablece la bioquímica y la fisiología normal y sana.

• Mediante el ayuno el organismo restablece la bioquímica y fisiología que le lleva hacia un proceso dinámico de curación. La salud no es una situación rígida y estable, sino, más bien, un proceso dinámico y lábil, un equilibrio que se renueva constantemente.

• La renovación del cuerpo se ve ampliamente favorecida por el ayuno. El organismo instala el cartel de «cerrado por reparaciones» y pone en marcha todos los mecanismos de autorrecuperación y mejoramiento.

• Favorece la desintegración y absorción de pus y flemas, derrames, depósitos, tejidos «enfermos» y tumoraciones.

• Mediante el proceso de ayuno el cuerpo elimina todo lo que no sea vital para su correcto funcionamiento. Produce verdaderamente una autodigestión o autolisis de todas aquellas sustancias perjudiciales que se almacenan y reproducen en su interior.

• El cuerpo sacrifica lo menos vivo y mantiene con mucho mimo lo órganos más vitales. Se produce una lisis o destrucción de los tejidos malsanos: tejidos con pus, flemas, fístulas, abscesos, tumores, debido a que no son vitales y necesarios.

• Rejuvenece las células, tejidos y órganos del cuerpo.

• Con el descanso, y no olvidemos que el ayuno es una forma de reposo fisiológico, el cuerpo se recupera y se cura a sí mismo.

• Durante el ayuno las células, los tejidos y los órganos viven un verdadero rejuvenecimiento. Rejuvenecimiento que incluso se traslada a un rejuvenecimiento exterior y la persona da la imagen de ser más joven.

• Permite la conservación y recanalización de la energía vital.

El descanso fisiológico favorecido por el ayuno, facilita la recuperación de la energía y la recanalización de la misma a través del «cuerpo energético». El cuerpo energético es el sistema de energías del cuerpo que mantiene los átomos, las moléculas, las células, los tejidos y los órganos del cuerpo unidos y en buena y fluida comunicación. Este cuerpo energético tiene sus centros y canales de energía propios, los orientales los conocen muy bien con la denominación de chakras y meridianos.

Una de las causas que obstaculizan la libre circulación de la energía por el cuerpo son los bloqueos y barreras musculares originadas por tensiones emocionales y psicológicas. Durante el ayuno el cuerpo elimina estas barreras. De hecho, una de las características propias del ayuno es que disminuye o prácticamente elimina las tensiones musculares. De esa manera la energía fluye sin trabas y la persona recupera su energía vital, la energía que mantiene la vida.


• Incrementa la capacidad digestiva y de asimilación de nutrientes, tanto en el aparato digestivo como en cada una de las células del organismo.

• El descanso digestivo que ofrece el ayuno favorece la recuperación del aparato digestivo, tanto en su conducto como en las glándulas adyacentes: el hígado, el páncreas y el bazo. Estos órganos están encargados de transformar las corrientes nutritivas que le llegan desde el tubo digestivo, transformando las sustancias según las necesidades de todo el organismo. Al permitir este descanso se aumentará la capacidad digestiva y de asimilación de los nutrientes ingeridos.

• Cambia el estado mental favoreciendo una expansión de la consciencia.

Todas las antiguas culturas de la humanidad, tanto de Occidente como de Oriente, han utilizado el ayuno como el mejor y el más sano de los métodos para la expansión de la consciencia. El ayuno es un tiempo para interiorizar, un momento para estar hacia dentro. Muchos de los grandes místicos de la humanidad eran partidarios y conocedores de los grandes beneficios del ayuno a nivel de la consciencia.


Por el contrario, una comilona pesada, un banquete de boda regada con alcohol y licores (mal llamados bebidas espirituosas) embota la consciencia y da sueño, te lleva a la inconsciencia, al limbo.

El ayuno también mejora la percepción por los sentidos. Durante el ayuno hay una amplia renovación de los órganos de los sentidos. Muchos ayunantes señalan la mejoría de su capacidad de ver, escuchar, oler y gustar. El ayuno despierta la sensibilidad, los sentidos, la percepción del mundo y favorece el despertar de la consciencia. Aumenta con el ayuno la capacidad de captar el gusto natural a los alimentos sanos. El sabor de las primeras frutas en la realimentación es difícil de olvidar.

Finalmente hay que señalar que otro de los resultados de ayunar es que permite un descenso del peso, lo que de por sí es de gran ayuda en muchas enfermedades. El descenso de peso puede ser necesario y totalmente recomendable en enfermedades tan diferentes como son: la obesidad, diabetes, artrosis, artritis, hipertensión, problemas de la columna vertebral, trastornos cardiacos y respiratorios, etc.

Hemos visto de forma resumida las más importantes ventajas de hacer un ayuno, como principal herramienta para mantener y recuperar la salud. Y siempre recomendamos el control y los consejos de un médico especialista.


Dr. Karmelo Bizkarra
Director Médico del Centro de Salud Vital Zuhaizpe

Autor del libro El poder curativo del ayuno

sunny

Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  Carlos el Sáb 27 Feb 2010 - 23:11

ruwild escribió:
Por cierto Carlos el de la foto ¿eres tú?
Saludos.

Si Ruwild, soy yo, a tus ordenes, ahi tenía 39, ahora tengo 41.

Saludos.

Carlos

Cantidad de envíos: 161
Fecha de inscripción: 24/11/2009
Edad: 45
Localización: Mexico

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Ayunar para Sanar

Mensaje  ruwild el Dom 28 Feb 2010 - 12:37

Una buena recopilación Apolonio de los efectos del ayuno.
No sé si está bien el decirlo,pero en el emule se puede descargar El poder curativo
del ayuno.
Veo Carlos que algunos de nosotros coincidimos en la edad más o menos,
el año en que nacimos fué importante en la historia,el hombre pisaba la luna
por primera vez,aunque no sé en que sitio dijeron que los primeros fueron los
rusos,pero que no transcendió la noticia porque salió mal y tuvieron problemas.
Saludos.

ruwild

Cantidad de envíos: 1029
Fecha de inscripción: 03/08/2009
Localización: Sueca (Valencia)

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 11. 1, 2, 3 ... 9, 10, 11  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.