Últimos temas
» ABUSOS SEXUALES A NIÑOS Y NIÑAS
Ayer a las 17:59 por Francisco de Sales

» APRENDER A DESAPRENDER
Miér 5 Dic 2018 - 18:09 por Francisco de Sales

» AMAR ES DEJAR QUE EL CORAZÓN SE EXPRESE
Mar 4 Dic 2018 - 18:04 por Francisco de Sales

» "Espiritualidad y biocentrismo: una nueva Tierra para una nueva compasión"
Mar 4 Dic 2018 - 8:58 por Gaizka

» CÓMO CONVIVIR CON MIS FRACASOS
Lun 3 Dic 2018 - 19:36 por Francisco de Sales

» CÓMO CONVERTIR LAS ADVERSIDADES EN OPORTUNIDADES
Dom 2 Dic 2018 - 17:48 por Francisco de Sales

» ¿LA MENTE PUEDE REVISAR A LA MENTE?
Jue 29 Nov 2018 - 18:54 por Francisco de Sales

» ¿ERES UNA PERSONA O UN PERSONAJE?
Miér 28 Nov 2018 - 17:10 por Francisco de Sales

» Preguntas a los sungazers experimentados y presentación
Mar 27 Nov 2018 - 9:08 por Gaizka

» CUANDO DIGAS "LO SIENTO", MIRA A LOS OJOS
Lun 26 Nov 2018 - 17:48 por Francisco de Sales

» NO TODAS LAS ZONAS DE CONFORT SON CONFORTABLES
Dom 25 Nov 2018 - 18:36 por Francisco de Sales

» HAZ TU PLAN DE VIDA YA
Sáb 24 Nov 2018 - 17:00 por Francisco de Sales

» NO LLENES TU MENTE, LLENA TU CORAZÓN
Vie 23 Nov 2018 - 18:43 por Francisco de Sales

» LA VIDA NO ES UNA NOVELA ROMANTICA
Jue 22 Nov 2018 - 17:40 por Francisco de Sales

» ALGUNOS FRACASOS SON INEVITABLES
Lun 19 Nov 2018 - 17:12 por Francisco de Sales

» ¿HASTA CUÁNDO SE PUEDE ENGAÑAR UNO MISMO?
Vie 9 Nov 2018 - 16:57 por Francisco de Sales

» TODOS TUVIMOS QUE SOBREVIVIR A LA INFANCIA
Jue 8 Nov 2018 - 18:15 por Francisco de Sales

» NOS APEGAMOS A LO BUENO Y A LO MALO
Mar 6 Nov 2018 - 16:38 por Francisco de Sales

» TU PROBLEMA NO ES MI PROBLEMA
Lun 5 Nov 2018 - 16:51 por Francisco de Sales

» CUANDO TÚ NO ERAS TÚ
Vie 2 Nov 2018 - 16:50 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ ES VIVIR LA VIDA PLENAMENTE?
Jue 1 Nov 2018 - 16:22 por Francisco de Sales

» MIS PADRES NO ME HACÍAN CASO
Miér 31 Oct 2018 - 17:35 por Francisco de Sales

» PÁRATE. ATIÉNDETE.
Mar 30 Oct 2018 - 18:08 por Francisco de Sales

» LAS NIÑAS ABUSADAS SEXUALMENTE
Lun 29 Oct 2018 - 17:02 por Francisco de Sales

» LA TEORÍA SÓLO ES ÚTIL CUANDO SE LLEVA A LA PRÁCTICA
Dom 28 Oct 2018 - 17:02 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


CÓMO CONVERTIR LAS ADVERSIDADES EN OPORTUNIDADES

Ir abajo

CÓMO CONVERTIR LAS ADVERSIDADES EN OPORTUNIDADES

Mensaje  Francisco de Sales el Dom 2 Dic 2018 - 17:48

CÓMO CONVERTIR LAS ADVERSIDADES EN OPORTUNIDADES


En mi opinión, es muy interesante ser capaz de encontrar siempre lo positivo en todo lo que nos suceda, incluso en lo que aparenta ser negativo, ya que la positividad en cualquier aspecto de la vida es la mejor de las opciones y el mejor de los resultados.

A lo largo de la vida nos van a suceder muchas cosas y bastantes de ellas no serán de nuestro agrado y, además, serán inevitables, así que conviene instalarse firmemente y para siempre en una actitud positiva frente a cualquier hecho o circunstancia. Está demostrado que hacerlo así nos va a aportar ventajas a la hora de afrontar lo que se nos presente.

Habrá asuntos que no sabremos cómo enfrentarlos, de qué modo resolverlos, o cuál es la clave buena, pero vendrán de todos modos. ¿Y si empezamos por quitarles la fuerza apabullante y demoledora que les damos con el hecho de clasificarlos como “problemas”?, ¿y si cambiamos la denominación de “problemas” por “asuntos pendientes de resolver”?

De este modo no suena grave, no lleva incorporado el gravoso peso que conlleva ser un “problema”, lo cual le aporta una fortaleza que parece imposible de derruir.

¿Y si convertimos las adversidades en experimentos y de ese modo podemos dar la vuelta al asunto que sea y extraer su enseñanza sin quedar perjudicados?

La aceptación de la adversidad, sea la que sea, y ya que se ha presentado y su existencia es innegable, es el primer paso y es necesario. Sólo cuando se acepta la presencia de algo es cuando se puede empezar a tratar de vencer a ese algo. Mientras se niegue su existencia, o se intente minimizar su presencia y su influencia tratando de enviarlo al olvido, no se estarán dando los pasos necesarios para afrontarlo.

De la aceptación partirá el camino hacia el cambio, hacia la renovación que sea precisa hacer, por eso en vez de temer lo que venga y negarlo es conveniente ponerse valiente y preguntarle: ¿Qué me quieres enseñar?, ¿qué me puedes aportar?

Ese es un modo de dar la vuelta a la tortilla y convertir la adversidad, lo indeseado, en algo positivo y enriquecedor.

No hay que negar, porque es cierto, la incertidumbre o la preocupación que van a aparecer ante lo indeseado. Hay que aceptarlo así, somos humanos. Los sentimientos y las emociones forman parte indivisible de nosotros. Hay que darse un tiempo –el mínimo pero el necesario- para que el organismo y la mente reaccionen y se preparen.

Entonces, al afrontarlo, es cuando uno se puede dar cuenta de que está siendo más fuerte de lo que creía. “Hay poco que perder y mucho que ganar”, esa es la actitud que hay que adoptar. Desde esa actitud el miedo comienza a diluirse y pierde parte de su poder e influencia. La adversidad despierta a las capacidades dormidas.

A partir de ahí es cuando hay que tomar el control.

Repito: TOMAR EL CONTROL. No dejar que el destino decida, no quedarse a esperar cuándo nos ataca o dónde nos duele, sino DECIDIR y MANDAR.

Quedarse en el lamento no es la mejor opción. Ni siquiera debería ser una opción. No aporta. No soluciona. No es útil. No vale.

Lo que vale es afrontar y resolver. Lo que vale es tener una actitud optimista ante lo que nos ocurra. Lo que vale es tener ganas de seguir adelante a pesar de las adversidades –que son inevitables en su mayoría- y salir airoso y fortalecido de ellas.

Ya que están ahí, ya que hay que hacerles frente, mejor hacerlo desde una posición desde la que se pueda salir ganador pase lo que pase.

Valora la posibilidad de ponerte frente a la adversidad inevitable y dale la bienvenida. “¿Qué me vas a enseñar?”, pregúntale, y entonces afróntala, compréndela en vez de oponerte, vívela con atención observándola y observándote, dónde te duele, cómo te afecta, qué es lo que niegas o no quieres…y cuando ya lo tengas dile que no la necesitas más, que puede desaparecer.

Requiere práctica y atención. Será muy beneficioso que lo hagas.

Te dejo con tus reflexiones…


Francisco de Sales


Si desea recibir a diario las últimas publicaciones, inscríbase aquí:
http://buscandome.es/index.php?page=59

Si le ha gustado ayúdeme a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 563
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.