Últimos temas
» ALGUNOS FRACASOS SON INEVITABLES
Lun 19 Nov 2018 - 17:12 por Francisco de Sales

» Preguntas a los sungazers experimentados y presentación
Mar 13 Nov 2018 - 3:45 por 2

» ¿HASTA CUÁNDO SE PUEDE ENGAÑAR UNO MISMO?
Vie 9 Nov 2018 - 16:57 por Francisco de Sales

» TODOS TUVIMOS QUE SOBREVIVIR A LA INFANCIA
Jue 8 Nov 2018 - 18:15 por Francisco de Sales

» NOS APEGAMOS A LO BUENO Y A LO MALO
Mar 6 Nov 2018 - 16:38 por Francisco de Sales

» TU PROBLEMA NO ES MI PROBLEMA
Lun 5 Nov 2018 - 16:51 por Francisco de Sales

» CUANDO TÚ NO ERAS TÚ
Vie 2 Nov 2018 - 16:50 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ ES VIVIR LA VIDA PLENAMENTE?
Jue 1 Nov 2018 - 16:22 por Francisco de Sales

» MIS PADRES NO ME HACÍAN CASO
Miér 31 Oct 2018 - 17:35 por Francisco de Sales

» PÁRATE. ATIÉNDETE.
Mar 30 Oct 2018 - 18:08 por Francisco de Sales

» LAS NIÑAS ABUSADAS SEXUALMENTE
Lun 29 Oct 2018 - 17:02 por Francisco de Sales

» LA TEORÍA SÓLO ES ÚTIL CUANDO SE LLEVA A LA PRÁCTICA
Dom 28 Oct 2018 - 17:02 por Francisco de Sales

» No noto nada significativo....
Vie 26 Oct 2018 - 12:33 por pittamaxi

» El Agua de Mar y El sol Lo Curan Todo!!
Vie 26 Oct 2018 - 12:17 por pittamaxi

» LAS VENTAJAS DE USAR EL YO OBSERVADOR
Lun 22 Oct 2018 - 15:52 por Francisco de Sales

» CUIDADO CON LO QUE PARECE REAL EN LA MENTE PERO NO LO ES EN LA VIDA
Dom 21 Oct 2018 - 16:56 por Francisco de Sales

» CUANDO EL VACÍO SE INSTALA
Sáb 20 Oct 2018 - 17:01 por Francisco de Sales

» VALORA LA SENCILLEZ
Jue 18 Oct 2018 - 16:28 por Francisco de Sales

» HAY QUE CONTROLAR LAS EMOCIONES… NOCIVAS.
Miér 17 Oct 2018 - 20:30 por Francisco de Sales

» ACEPTACIÓN, ADAPTACIÓN, RENOVACIÓN
Mar 16 Oct 2018 - 18:19 por Francisco de Sales

» CONFUNDIMOS LOS SENTIMIENTOS CON LOS PENSAMIENTOS
Mar 16 Oct 2018 - 3:45 por Francisco de Sales

» NO ES LO MISMO DAR QUE DARTE
Miér 3 Oct 2018 - 18:44 por Francisco de Sales

» IMPRESCINDIBLE: HACER MICROPARADAS A LO LARGO DEL DÍA
Mar 2 Oct 2018 - 16:54 por Francisco de Sales

» NO ME SIENTO ORGULLOSO DE MÍ
Lun 1 Oct 2018 - 17:42 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ ES LO QUE HACE QUE TU VIDA SEA IMPORTANTE?
Dom 30 Sep 2018 - 19:59 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 4 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 4 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


LAS VENTAJAS DE USAR EL YO OBSERVADOR

Ir abajo

LAS VENTAJAS DE USAR EL YO OBSERVADOR

Mensaje  Francisco de Sales el Lun 22 Oct 2018 - 15:52

LAS VENTAJAS DE USAR EL YO OBSERVADOR


En mi opinión, se trata de una de las “figuras” imprescindibles en los Procesos de Autoconocimiento –y en cualquier momento de la vida-, y es muy interesante conocerlo y, sobre todo, utilizarlo.

Llamamos Yo Observador a la “capacidad objetiva” de percibir y percibirnos, a un estado de vigilancia en el que uno atiende a lo que sucede y lo que le sucede de un modo más atento de lo habitual, con una consciencia más solícita, y además desde una ecuanimidad en la que no hay implicaciones emocionales o personales –aunque se trate de uno mismo- ya que lo que caracteriza a este Yo, precisamente, es su objetividad.

Su función es simple: darse cuenta. Levantar acta notarial de lo que ocurre sin implicarse con opiniones personales o juicios añadidos a la observación.

Convertirse en el Yo Observador siempre es muy enriquecedor. Se trata de darle preponderancia a esa parte nuestra que es capaz de ser ecuánime, de darse cuenta con pulcritud de lo que sucede -sin añadir ni modificar la realidad que observa-, que parece que es más consciente que cualquiera de los otros yoes que gobiernan nuestra vida.

Es el único de los Yoes que ha quedado inafectado por todo lo que ha acontecido en nuestra vida y sigue sin contaminar.

Es una parte nuestra, aunque… en realidad… es muy posible que nosotros seamos exclusivamente ese Observador y que tenemos que lidiar con los otros yoes agregados -que se nos han pegado- para imponernos a ellos y dejarles claro quiénes somos en realidad.

Es la parte que ha sido capaz de salir indemne de todos los conflictos personales porque no se ha identificado con ninguno de ellos. Fíjate en esto: cuando ves un problema ajeno eres más capaz de poder encontrar soluciones porque lo ves con imparcialidad, porque no te afecta a ti personalmente... ¿cierto?

Así es como tienes que actuar contigo. Ese Yo no juzga, no critica ni da órdenes. Sólo se da cuenta imparcialmente. Y en ese "solo darse cuenta" es donde reside la objetividad y claridad necesaria para que más tarde -y desde otro sitio- se tome la decisión acerca de lo que se desee hacer con cada asunto. Aporta la realidad y no la idea de la realidad.

Si uno no pierde la imparcialidad es capaz de ver cada asunto desde la globalidad, desde arriba –donde se aprecia todo el conjunto- y no desde el extremo que está condicionado por nuestras experiencias desagradables anteriores, los traumas, los miedos, las inseguridades, la falta de Amor Propio...

Podemos ser conscientes de nuestras contradicciones, de nuestros altibajos, de nuestros cambios de opinión o idea, o sea… de nuestras inestabilidades e inseguridades. De cómo en un momento pensamos de un modo y cómo podemos cambiar a pensar de otro modo distinto. Pero el Yo Observador se mantiene estable porque su tarea no se ve afectada por las emociones ni los sentimientos. Su tarea consiste en ver con los ojos y no con las aflicciones, en no implicarse sino en quedarse absolutamente inafectado, en no sucumbir al alboroto de la mente y sus altibajos y mutabilidad.

El Yo Observador se da cuenta de la realidad y verifica cuándo los sentimientos se manifiestan equivocadamente, cuándo no estamos siendo nosotros mismos, cuándo hay una contradicción entre lo que deseamos hacer y lo que acabamos haciendo, cuándo fallamos a nuestros principios y a nuestra conciencia, pero… sin una crítica por su parte, sin un reproche. Sólo nos lo hace ver poniéndolo ante nuestro corazón y nos deja a solas para que lo resolvamos.

El Yo Observador no es la mente ni el pensamiento ni la inteligencia. Es la vigilancia no invasiva, sin palabras, sin expectativas, sin juicios. “Esto es lo que hay”, dice sin palabras. Y uno entonces, a la vista innegable de esa realidad, decide qué hacer con ella.

Te conviene usar ese Yo Observador y saber observar y observarte.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales


Si desea recibir a diario las últimas publicaciones, inscríbase aquí:
http://buscandome.es/index.php?page=59

Si le ha gustado ayúdeme a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)



Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 551
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.