Últimos temas
» ALGUNOS FRACASOS SON INEVITABLES
Lun 19 Nov 2018 - 17:12 por Francisco de Sales

» Preguntas a los sungazers experimentados y presentación
Mar 13 Nov 2018 - 3:45 por 2

» ¿HASTA CUÁNDO SE PUEDE ENGAÑAR UNO MISMO?
Vie 9 Nov 2018 - 16:57 por Francisco de Sales

» TODOS TUVIMOS QUE SOBREVIVIR A LA INFANCIA
Jue 8 Nov 2018 - 18:15 por Francisco de Sales

» NOS APEGAMOS A LO BUENO Y A LO MALO
Mar 6 Nov 2018 - 16:38 por Francisco de Sales

» TU PROBLEMA NO ES MI PROBLEMA
Lun 5 Nov 2018 - 16:51 por Francisco de Sales

» CUANDO TÚ NO ERAS TÚ
Vie 2 Nov 2018 - 16:50 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ ES VIVIR LA VIDA PLENAMENTE?
Jue 1 Nov 2018 - 16:22 por Francisco de Sales

» MIS PADRES NO ME HACÍAN CASO
Miér 31 Oct 2018 - 17:35 por Francisco de Sales

» PÁRATE. ATIÉNDETE.
Mar 30 Oct 2018 - 18:08 por Francisco de Sales

» LAS NIÑAS ABUSADAS SEXUALMENTE
Lun 29 Oct 2018 - 17:02 por Francisco de Sales

» LA TEORÍA SÓLO ES ÚTIL CUANDO SE LLEVA A LA PRÁCTICA
Dom 28 Oct 2018 - 17:02 por Francisco de Sales

» No noto nada significativo....
Vie 26 Oct 2018 - 12:33 por pittamaxi

» El Agua de Mar y El sol Lo Curan Todo!!
Vie 26 Oct 2018 - 12:17 por pittamaxi

» LAS VENTAJAS DE USAR EL YO OBSERVADOR
Lun 22 Oct 2018 - 15:52 por Francisco de Sales

» CUIDADO CON LO QUE PARECE REAL EN LA MENTE PERO NO LO ES EN LA VIDA
Dom 21 Oct 2018 - 16:56 por Francisco de Sales

» CUANDO EL VACÍO SE INSTALA
Sáb 20 Oct 2018 - 17:01 por Francisco de Sales

» VALORA LA SENCILLEZ
Jue 18 Oct 2018 - 16:28 por Francisco de Sales

» HAY QUE CONTROLAR LAS EMOCIONES… NOCIVAS.
Miér 17 Oct 2018 - 20:30 por Francisco de Sales

» ACEPTACIÓN, ADAPTACIÓN, RENOVACIÓN
Mar 16 Oct 2018 - 18:19 por Francisco de Sales

» CONFUNDIMOS LOS SENTIMIENTOS CON LOS PENSAMIENTOS
Mar 16 Oct 2018 - 3:45 por Francisco de Sales

» NO ES LO MISMO DAR QUE DARTE
Miér 3 Oct 2018 - 18:44 por Francisco de Sales

» IMPRESCINDIBLE: HACER MICROPARADAS A LO LARGO DEL DÍA
Mar 2 Oct 2018 - 16:54 por Francisco de Sales

» NO ME SIENTO ORGULLOSO DE MÍ
Lun 1 Oct 2018 - 17:42 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ ES LO QUE HACE QUE TU VIDA SEA IMPORTANTE?
Dom 30 Sep 2018 - 19:59 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 3 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 3 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


LA UTILIDAD Y LA INUTILIDAD DEL SUFRIMIENTO

Ir abajo

LA UTILIDAD Y LA INUTILIDAD DEL SUFRIMIENTO

Mensaje  Francisco de Sales el Miér 9 Mayo 2018 - 17:41

LA UTILIDAD Y LA INUTILIDAD DEL SUFRIMIENTO


En mi opinión, el sufrimiento es uno de esos asuntos que no sabemos manejar con soltura, que no sabemos entender correctamente, y más bien estamos acostumbrados a padecerlo que a llegar un poco más allá de su cara amarga y ver, y aprovechar, lo que realmente hay detrás de él.

El sufrimiento es necesario en algunas ocasiones para tomar contacto con los sentimientos reales –porque hay una gran parte de realidad detrás de ese sentimiento-, pero es algo que debe tener una limitación en el tiempo, y ha de ser positivo en el sentido de que siempre hay algo que podemos aprender, y que conviene aprenderlo pronto... para dejarlo ir también pronto.

El sufrimiento, para que solamente sea positivo, ha de tener, obligatoriamente, una duración limitada en el tiempo. No se debe alargar artificialmente porque eso puede convertirnos en atormentados perpetuos, en sufridores sempiternos, en unos “desgraciados” sin escape.

Podemos caer fácilmente en una rendición al victimismo que puede acabar convirtiéndose en una desafortunada y prejudicial zona de confort –donde uno puede llegar a sentirse a gusto en su desgracia-, pero zona de confort a fin de cuentas para quien no sabe claramente que el padecimiento innecesario es un enemigo.

Y ese no es el sentido del sufrimiento, que no es más que ser un toque de atención, una llamada al cuidado personal, a la atención a la tarea de aprender de aquellas cosas que nos disgustan, de las que hay que conocer la razón y el origen para remediarlo y de ese modo impedir que se siga repitiendo.

Uno se puede permitir sentir el sufrimiento sólo en la parte correspondiente a la enseñanza que contiene, a lo que pone ante nuestra vista de un modo descarnado para que sea innegable, pero más allá de eso su inutilidad y su perjuicio está reiteradamente demostrado.

Sufrir es el producto o la reacción de sentir un daño moral.

Las preguntas que uno puede hacerse ante el sufrimiento son varias, y han de ser personales y personalizadas, ya que cada uno se conoce -o debiera conocerse- y por tanto sabe -o debiera saber- cuáles son sus debilidades, los asuntos en los que permite que sea el ego y no él mismo quien responde y quien se preocupa, las facetas que necesitan un mejoramiento, cuáles son sus insatisfacciones consigo mismo, y hasta el por qué –y el para qué- de las cosas que le afectan y alteran.

Ante los asuntos que provocan sufrimiento se requiere objetividad, porque una vez que uno se sobrepone a la reacción naturalmente humana ante aquello que hace sufrir, el siguiente paso es tomar conciencia de la reacción personal emitida para averiguar el origen de esa emoción o sentimiento manifestado.

Detrás de la mayoría de sufrimientos existe una reacción incontrolada que posiblemente esté desactualizada, una reacción ridícula, o una reacción desproporcionada que si se mira con objetividad lo que manifiesta es un miedo infantil o es la soberbia de un ego herido.

Ante cada motivo de sufrimiento conviene pararse, revisarlo y revisarse, reflexionar, identificar la actitud personal ante ello, decidir si se está de acuerdo y parece adecuada o si conviene modificarla… y entonces tomar decisiones.

Aunque el sufrimiento se produce de un modo automático –es una especie de reacción ante una situación-, se puede educar al inconsciente para que tras la explosión emocional inicial y espontánea, se tenga preparada la acción siguiente, que será la que se tome libre y conscientemente y se le comunique al inconsciente, para que en la próxima ocasión similar sepa cuál es el siguiente paso.

Conviene ser cuidadoso con uno mismo, y evitarse todo aquello que sólo es doloroso, frustrante, traumático, y extraer a la mayor brevedad posible la mayor información posible… para dejarlo partir. Sin insistir en alargar la relación innecesariamente.

La utilidad del sufrimiento acaba en cuanto uno se da cuenta y comprende, así que conviene prestarle atención, preguntarle, observarse, ver lo que haya que ver… y poner en su lugar sabiduría y comprensión.

Te dejo con tus reflexiones…


Francisco de Sales


Si desea recibir a diario las últimas publicaciones, inscríbase aquí:
http://buscandome.es/index.php?page=59

Si le ha gustado ayúdeme a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 551
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.