Últimos temas
» SER SENCILLO
Ayer a las 15:52 por Francisco de Sales

» SI NO CONFÍAS EN TUS FUERZAS
Jue 21 Jun 2018 - 15:21 por Francisco de Sales

» EL AUTOCONOCIMIENTO SURGE DEL AUTODIAGNÓSTICO
Miér 20 Jun 2018 - 16:37 por Francisco de Sales

» AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS
Mar 19 Jun 2018 - 16:41 por Francisco de Sales

» NO DEJES TUS PREGUNTAS SIN RESPUESTAS
Jue 14 Jun 2018 - 18:37 por Francisco de Sales

» QUÉ HACER CUANDO NO APETECE HACER
Lun 11 Jun 2018 - 16:25 por Francisco de Sales

» PERDONAR ES UN SENTIMIENTO, NO UNA PALABRA
Dom 10 Jun 2018 - 16:43 por Francisco de Sales

» LOS PENSAMIENTOS OBSESIVOS Y TÚ: UN MAL MATRIMONIO
Vie 8 Jun 2018 - 17:49 por Francisco de Sales

» CREE A QUIEN CREA EN TI
Miér 6 Jun 2018 - 16:55 por Francisco de Sales

» ¿POR QUÉ NOS DOMINA LA BAJA AUTOESTIMA?
Mar 5 Jun 2018 - 18:17 por Francisco de Sales

» SE NOS VA LA VIDA
Lun 4 Jun 2018 - 18:41 por Francisco de Sales

» SI YO TOMÉ UNA DECISIÓN, YO PUEDO TOMAR OTRA
Jue 31 Mayo 2018 - 17:08 por Francisco de Sales

» No noto nada significativo....
Jue 31 Mayo 2018 - 1:17 por keanuabi

» LOS NUEVOS MANDAMIENTOS
Miér 30 Mayo 2018 - 16:21 por Francisco de Sales

» HAY QUE PRESTAR ATENCIÓN A "EL MOMENTO"
Mar 29 Mayo 2018 - 18:23 por Francisco de Sales

» CÓMO RELACIONARTE BIEN CONTIGO
Lun 28 Mayo 2018 - 18:17 por Francisco de Sales

» CÓMO CONTROLAR LA MENTE
Dom 27 Mayo 2018 - 17:40 por Francisco de Sales

» COLABORAR CON LO INEVITABLE
Sáb 26 Mayo 2018 - 17:28 por Francisco de Sales

» SOY FELIZ Y DEBERÍA RECORDARLO MÁS A MENUDO
Miér 23 Mayo 2018 - 17:43 por Francisco de Sales

» EL AUTOENGAÑO ES EL MAYOR PECADO QUE UNO PUEDE COMETER CONTRA SÍ MISMO
Mar 22 Mayo 2018 - 18:56 por Francisco de Sales

» Operada de cataratas
Sáb 19 Mayo 2018 - 9:01 por ruwild

» LO QUE REALMENTE BUSCAMOS ES LA PAZ
Miér 16 Mayo 2018 - 17:46 por Francisco de Sales

» LO QUE TÚ VES NO SIEMPRE ES LO QUE YO VEO
Mar 15 Mayo 2018 - 16:39 por Francisco de Sales

» NO LES DES A OTROS EL PODER SOBRE TU VIDA
Lun 14 Mayo 2018 - 19:05 por Francisco de Sales

» EL DESTINO ELIGIÓ POR MÍ
Vie 11 Mayo 2018 - 16:28 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 14 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 14 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


CREA TU PARAÍSO

Ir abajo

CREA TU PARAÍSO

Mensaje  Francisco de Sales el Dom 18 Mar 2018 - 16:30

CREA TU PARAÍSO


En mi opinión, las personas vivimos habitualmente en estados de tensión -incluso cuando aparentemente estamos tranquilos exteriormente -, distraídos de la vida –y esto es muy grave-, en un mundo en el que parece que una vorágine nos arrastra a su caos –y nos dejamos arrastrar muy mansamente-, y donde parece que sólo tenemos buenos momentos en contadas ocasiones.

A menudo los buenos momentos de la vida son unos hechos aislados, sólo puntuales, que nos provocan el pensamiento de que deberíamos vivirlos más a menudo. “Esta es la parte buena de la vida”, pensamos sin palabras. Algo dentro de nosotros se da cuenta de que “deberíamos repetirlos más a menudo”, pero enseguida volvemos a las ocupaciones, los compromisos, las obligaciones, las responsabilidades… y nos relegamos para otro momento. “Algún día voy a tener que cambiar esta forma de vida que llevo, porque nunca encuentro un momento para mí”.

“Y nos relegamos para otro momento”… ¡qué tragedia!

¡Esto es dramático!

Nosotros, que somos el eje y el motivo principal de nuestra vida… nos relegamos dando preponderancia y prioridad absoluta a lo otro…Esto hay que revisarlo.

Ya lo sé, hay que atender a los hijos o las responsabilidades familiares y eso es inevitable, hay que dedicar unas horas al trabajo para poder obtener la economía necesaria para asumir los gastos ineludibles, hay que dormir, hay que ducharse, comer… todo lo anterior encaja en la denominación de obligaciones y responsabilidades, pero…

¿Cuándo empieza uno a ocuparse de SÍ MISMO? Y no me refiero a sus cosas externas de la vida cotidiana. He escrito SÍ MISMO con mayúsculas para diferenciar, para que quede claro que estoy hablando de otra cosa que no es este cuerpo que deambula distraído y apesadumbrado. No me refiero al personaje atribulado y olvidadizo que sólo se acuerda de la persona en contadas ocasiones.

Me refiero al Ser Humano, a quien es persona y es divino, al que ha venido a este mundo con la misión de vivir su vida y desarrollar sus capacidades esenciales; me refiero al que está dotado de la facultad de disfrutar y disfrutarse, a quien tiene la tarea ineludible de conocerse, de existir con plenitud, de vivirse.

Y para hacer todo esto se requiere tiempo y tranquilidad de ánimo.

Sugiero la creación de un Paraíso Personal, un “lugar” en la mente o en el corazón al que poder retirarse dejando fuera lo cotidiano y su ruido; propongo la instauración de un Universo exclusivo para uno mismo, o de un refugio lleno de paz al que uno se pueda retirar con la sensación tranquilizadora de que nadie va a poder penetrar en él, sólo uno mismo.

¿Por qué no te creas un Paraíso?

Un lugar al que acceder por lo menos un minuto al día. Ya ves que puede ser interesante incluso con poco tiempo, aunque siempre es preferible dedicarle más.

Y no se trata de un lugar en el que evadirse de las tareas que estar en el mundo nos requiere, sino un lugar de auto-encuentro en el que contactar con ese SÍ MISMO que somos. Un lugar en el que poder decir “Soy yo, y estoy aquí y ahora” y escuchar el eco de la frase retumbando en el interior, inextinguiblemente, hasta que el contacto con esa realidad se manifieste a través de una sonrisa leve del alma, o en una paz que nos acoja con los brazos abiertos de la aceptación incondicional.

Un lugar en el que reconciliarnos con la esencia que somos, en el que armonizarnos con los más nobles sentimientos de Amor Propio, con la persona que mantenemos sepultada por el personaje.

Un lugar en el que tomar consciencia de quiénes somos, de cómo deberíamos manifestarnos, de qué podemos hacer para procurarnos cosas satisfactorias, de cómo podemos relacionarnos mejor y más íntimamente con nosotros mismos.

Y es fácil de crear, porque nuestro interior mental o emocional es inmenso y hay sitio de sobra.

Un sitio diseñado por cada uno a su gusto, en una playa de sol interminable, en una cabaña en la montaña donde se puede regular la climatología al gusto, en un sillón junto a una chimenea encendida, o en el vacío amniótico en el que uno pierde todo contacto con lo externo y queda a merced de sí mismo, en contacto consigo mismo, a solas y feliz.

¿Te vas a crear un Paraíso Personal?

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales


Si desea recibir a diario las últimas publicaciones, inscríbase aquí:
http://buscandome.es/index.php?page=59

Si le ha gustado ayúdeme a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)

Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 480
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.