Últimos temas
» SER SENCILLO
Vie 22 Jun 2018 - 15:52 por Francisco de Sales

» SI NO CONFÍAS EN TUS FUERZAS
Jue 21 Jun 2018 - 15:21 por Francisco de Sales

» EL AUTOCONOCIMIENTO SURGE DEL AUTODIAGNÓSTICO
Miér 20 Jun 2018 - 16:37 por Francisco de Sales

» AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS
Mar 19 Jun 2018 - 16:41 por Francisco de Sales

» NO DEJES TUS PREGUNTAS SIN RESPUESTAS
Jue 14 Jun 2018 - 18:37 por Francisco de Sales

» QUÉ HACER CUANDO NO APETECE HACER
Lun 11 Jun 2018 - 16:25 por Francisco de Sales

» PERDONAR ES UN SENTIMIENTO, NO UNA PALABRA
Dom 10 Jun 2018 - 16:43 por Francisco de Sales

» LOS PENSAMIENTOS OBSESIVOS Y TÚ: UN MAL MATRIMONIO
Vie 8 Jun 2018 - 17:49 por Francisco de Sales

» CREE A QUIEN CREA EN TI
Miér 6 Jun 2018 - 16:55 por Francisco de Sales

» ¿POR QUÉ NOS DOMINA LA BAJA AUTOESTIMA?
Mar 5 Jun 2018 - 18:17 por Francisco de Sales

» SE NOS VA LA VIDA
Lun 4 Jun 2018 - 18:41 por Francisco de Sales

» SI YO TOMÉ UNA DECISIÓN, YO PUEDO TOMAR OTRA
Jue 31 Mayo 2018 - 17:08 por Francisco de Sales

» No noto nada significativo....
Jue 31 Mayo 2018 - 1:17 por keanuabi

» LOS NUEVOS MANDAMIENTOS
Miér 30 Mayo 2018 - 16:21 por Francisco de Sales

» HAY QUE PRESTAR ATENCIÓN A "EL MOMENTO"
Mar 29 Mayo 2018 - 18:23 por Francisco de Sales

» CÓMO RELACIONARTE BIEN CONTIGO
Lun 28 Mayo 2018 - 18:17 por Francisco de Sales

» CÓMO CONTROLAR LA MENTE
Dom 27 Mayo 2018 - 17:40 por Francisco de Sales

» COLABORAR CON LO INEVITABLE
Sáb 26 Mayo 2018 - 17:28 por Francisco de Sales

» SOY FELIZ Y DEBERÍA RECORDARLO MÁS A MENUDO
Miér 23 Mayo 2018 - 17:43 por Francisco de Sales

» EL AUTOENGAÑO ES EL MAYOR PECADO QUE UNO PUEDE COMETER CONTRA SÍ MISMO
Mar 22 Mayo 2018 - 18:56 por Francisco de Sales

» Operada de cataratas
Sáb 19 Mayo 2018 - 9:01 por ruwild

» LO QUE REALMENTE BUSCAMOS ES LA PAZ
Miér 16 Mayo 2018 - 17:46 por Francisco de Sales

» LO QUE TÚ VES NO SIEMPRE ES LO QUE YO VEO
Mar 15 Mayo 2018 - 16:39 por Francisco de Sales

» NO LES DES A OTROS EL PODER SOBRE TU VIDA
Lun 14 Mayo 2018 - 19:05 por Francisco de Sales

» EL DESTINO ELIGIÓ POR MÍ
Vie 11 Mayo 2018 - 16:28 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 7 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 7 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


LOS SABIOS NO ODIAN

Ir abajo

LOS SABIOS NO ODIAN

Mensaje  Francisco de Sales el Miér 18 Ene 2017 - 16:23

LOS SABIOS NO ODIAN


Diccionario de la Lengua Española – ODIO:
Antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea.

Wikipedia – ODIO:
El odio es un sentimiento de profunda antipatía, disgusto, aversión, enemistad o repulsión hacia una persona, cosa, o fenómeno, así como el deseo de evitar, limitar o destruir a su objetivo.
El odio se describe con frecuencia como lo contrario del amor o la amistad. El odio puede generar aversión, sentimientos de destrucción, destrucción del equilibrio armónico y ocasionalmente autodestrucción, aunque la mayoría de las personas puede odiar eventualmente a algo o alguien y no necesariamente experimentar estos efectos.
El odio no es justificable desde el punto de vista racional porque atenta contra la posibilidad de diálogo y construcción común. Es posible que las personas sientan cierta aversión sobre personas u organizaciones, incluso ciertas tendencias ideológicas.
El odio es una intensa sensación de desagrado. Se puede presentar en una amplia variedad de contextos, desde el odio de los objetos inanimados o animales, al odio de uno mismo u otras personas, grupos enteros de personas, la gente en general, la existencia, la sociedad, o todo. Aunque no siempre, el odio a menudo se asocia con sentimientos de enojo.


En mi opinión, el odio es un sentimiento absurdo y autoagresivo que produce al que odia peores efectos que al odiado.

En la mayoría de las ocasiones el que odia vive en un estado inquieto, desagradable, de sufrimiento y tensión, mientras que el odiado ni siquiera es consciente de que es odiado y, en la mayoría de los casos vive tranquilamente y ni siquiera se preocupa por ello.

Odiar a alguien –decía un sabio- es como tomarse un veneno con la intención de que le haga efecto al otro: es uno mismo el perjudicado. Paradójico, irrazonable, disparatado, incongruente, erróneo, contradictorio.

Odiar no resuelve nada. Más bien al contrario.

Es conveniente –por la propia paz personal- aprender a comprender al otro, aceptar su humanidad -que le hace errar o tener malas intenciones-, entender y admitir que lo que ha hecho puede ser parte de su proceso de evolución y aprendizaje -aunque en esta ocasión nos haya tocado hacer el papel de víctimas-, dar permiso a los otros para que se equivoquen, y desdramatizar las cosas no tomándoselas como algo personal aunque aparenten del todo ser “algo personal”.

“Desear el mal a alguien”. Eso es odiar. Desde un punto de vista cristiano es reprobable del todo y hasta está prohibido y penado. Desde el punto de vista de la bondad humana tampoco está bien. Pero es una decisión personal qué hacer con los sentimientos y cómo canalizarlos.

He pasado revista de todas las personas con las que he tenido alguna relación a lo largo de mi vida, que han sido muchísimas, y he podido comprobar –con alegría- que nunca he odiado a nadie. Sí es cierto que he podido estar enfadado con alguien o que hay personas que no me gustan e incluso que me han hecho daño, pero no las odio.

¿Para qué?, ¿Qué adelanto con ello?, ¿Qué me aporta de bueno?, ¿Qué sentido tiene?

Supongo que es posible que me cuestionara esto de otro modo si hubiera pasado por una experiencia traumática en mi vida (por ejemplo, una violación o haber sido víctima de violencia continuada), pero a pesar de pasar por alguna de esas experiencias, y desde mi estado actual de conciencia, supongo que sabría comprender, entender que el otro –el odiado- tal vez sea más otra víctima que un verdugo.

Sé, eso sí, que acabaría llegando a la misma conclusión: que persistir en un estado del que yo soy la principal víctima, y la más sufriente, es una decisión inútil y perjudicial.

Volvería a preguntarme: ¿Para qué?, ¿Qué adelanto con ello?, ¿Qué me aporta de bueno?, ¿Qué sentido tiene?

Y si eres de los que odian a alguien, te sugiero que te hagas las mismas preguntas.

Te dejo con tus reflexiones…
“Oír o leer sin reflexionar es una tarea inútil”. (Confucio)


Francisco de Sales

Si te ha gustado ayúdame a difundirlo compartiéndolo.

(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)





Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 480
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.