Últimos temas
» CON EL PASO DE LOS AÑOS
Hoy a las 17:27 por Francisco de Sales

» He parado a los 20 minutos,
Ayer a las 23:16 por JesúsPF

» LOS SABIOS NO ODIAN
Ayer a las 16:23 por Francisco de Sales

» APRENDAMOS A NO ESTROPEAR NUESTRA VIDA
Mar 17 Ene 2017 - 17:39 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ ME PASA?
Mar 17 Ene 2017 - 17:35 por Francisco de Sales

» Cambia tu futuro por las aperturas temporales. Jean Pierre Garnier Malet.
Mar 17 Ene 2017 - 0:11 por nieves

» VIVIR MAL LA VIDA
Lun 16 Ene 2017 - 17:54 por Francisco de Sales

» LOS APEGOS SON CONTRAPRODUCENTES
Vie 13 Ene 2017 - 19:07 por Francisco de Sales

» LA AUTO-TRASCENDENCIA
Jue 12 Ene 2017 - 17:33 por Francisco de Sales

» EQUIVOCAR LOS PASOS
Miér 11 Ene 2017 - 17:14 por Francisco de Sales

» CONVIERTE LO IRREPETIBLE EN INOLVIDABLE
Mar 10 Ene 2017 - 17:08 por Francisco de Sales

» LA ENVIDIA ES LA MALA ADMIRACIÓN
Vie 30 Dic 2016 - 17:47 por Francisco de Sales

» Felicidades
Vie 30 Dic 2016 - 14:12 por Admin

» NO CONFUNDAS EL HUMO CON LAS NUBES
Jue 29 Dic 2016 - 17:15 por Francisco de Sales

» llegué a 45 y llevo 4 años sin practicar. Debo volver a comenzar desde el principio?
Jue 29 Dic 2016 - 0:10 por Landa Li

» LOS PELIGROS DE LA ESPERANZA
Miér 28 Dic 2016 - 19:00 por Francisco de Sales

» VIVIR SIN REFLEXIONAR ES PELIGROSO
Mar 27 Dic 2016 - 18:48 por Francisco de Sales

» LA VIDA QUE NO ES VIDA
Mar 27 Dic 2016 - 18:44 por Francisco de Sales

» MATA TUS MIEDOS
Lun 26 Dic 2016 - 18:17 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ ES SER UNO MISMO?
Lun 26 Dic 2016 - 18:09 por Francisco de Sales

» LAS SENSACIONES EN EL DESARROLLO PERSONAL
Vie 23 Dic 2016 - 18:44 por Francisco de Sales

» ¿ALIMENTAS EL ESPÍRITU O LA CURIOSIDAD?
Jue 22 Dic 2016 - 18:40 por Francisco de Sales

» ME MUERO...
Jue 22 Dic 2016 - 18:39 por Francisco de Sales

» ¿ME PERDONO MIS CULPAS?
Miér 21 Dic 2016 - 17:36 por Francisco de Sales

» Saludos de paz
Mar 20 Dic 2016 - 21:52 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 8 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 8 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


A VECES NOS CONFORMAMOS EN VEZ DE EXIGIR

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

A VECES NOS CONFORMAMOS EN VEZ DE EXIGIR

Mensaje  Francisco de Sales el Mar 18 Oct 2016 - 16:33

A VECES NOS CONFORMAMOS EN VEZ DE EXIGIR



En mi opinión, casi todos sentimos a menudo la impresión de que eso de conformarse con las cosas que nos suceden que no son de nuestro agrado, y nos las hacen o nos las ocasionan los otros, es algo que recibimos y aceptamos de un modo inadecuado. Con resignación. O con demasiada resignación.

En demasiadas ocasiones renunciamos a nuestros derechos permitiendo que nos sean arrebatados o que no sean respetados, y, en un acto mal entendido de bondad y concordia, nos callamos y los damos por perdidos.

Hay algo que nos han explicado mal -o sobre lo que no hemos reflexionado lo suficientemente bien-, y es permitir que nos avasallen –a nosotros y a nuestros derechos-, que nos menosprecien, que los otros antepongan sus deseos e intereses a los nuestros, y que nos dejen la nada más desagradable para nosotros.

La asertividad, que es defender nuestros derechos legítimos sin gritos ni amenazas, de un modo firme e irrenunciable, ha de ser nuestra aliada en estos casos.

Nadie debería arrebatarnos lo que nos corresponde, y no reclamarlo es una afrenta propia a nuestra dignidad y un desprecio a nuestros principios.

Pero hay otro modo de quedarnos sin nuestros derechos, y es cuando aun sabiendo que tenemos la potestad de recibir algo, de poseer o disfrutar algo, no hacemos lo necesario por acceder a ello, y lo dejamos pasar camino al sitio de las cosas irrealizadas.

La modestia mal entendida es un hándicap innecesario, y el convencimiento de que no tenemos derecho a que nos pasen cosas buenas es un error que nos penaliza con la falta de lo que sí nos merecemos.

Hemos de tener mucho cuidado y comprender exactamente lo que es la modestia, el conformismo, la rendición sin oposición, la resignación callada ante lo que nos suceda, la sumisión vencida, la pasividad inerte, o la docilidad borrega, porque todo ello, si no lo interpretamos correctamente y renunciamos a lo que nos corresponde, nos puede llevar a una situación inmerecida e innecesaria de ser injustamente perdedores, y llevarnos al infortunio o a la frustración directamente y sin necesidad.

Todos tenemos derechos y todos tenemos el privilegio de la dignidad. Y derecho a que los respeten.

La asertividad es nuestra aliada. Todos tenemos derecho a expresar nuestras opiniones, a defendernos cuando nos sentimos atacados, a reclamar lo que es nuestro, a enfrentarnos a nuestros ofensores, y a preservarnos de cualquier daño, peligro o agravio.

Y tenemos no solamente el derecho, sino también la obligación de hacer que se dignifique nuestro honor, que se considere nuestra respetabilidad, y que no abusen ni tengamos que sentirnos humillados por el mal trato o por la falta de respeto de los otros.

Defiendo a ultranza el respeto –de mi parte hacia los otros y de los otros hacia mí- y exijo que se le aplique a mi dignidad el honor que se merece.

No permito que nadie me avasalle, que nadie abuse de mí, que nadie me menosprecie, que nadie me insulte, que me falten al respeto.

Soy una persona íntegra, como lo somos casi todos, y eso merece un trato honesto y justo por parte de los otros. Y es tarea de cada uno hacérselo saber a quienes no lo hagan bien.

Te dejo con tus reflexiones…


Francisco de Sales

Si te ha gustado ayúdame a difundirlo compartiéndolo.
(Más artículos en http://buscandome.es/index.php?action=forum)





Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 255
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.