Últimos temas
» LA VIDA ES UNA CARRERA DE RELEVOS
Ayer a las 18:30 por Francisco de Sales

» SER SENCILLO
Vie 22 Jun 2018 - 15:52 por Francisco de Sales

» SI NO CONFÍAS EN TUS FUERZAS
Jue 21 Jun 2018 - 15:21 por Francisco de Sales

» EL AUTOCONOCIMIENTO SURGE DEL AUTODIAGNÓSTICO
Miér 20 Jun 2018 - 16:37 por Francisco de Sales

» AMA Y HAZ LO QUE QUIERAS
Mar 19 Jun 2018 - 16:41 por Francisco de Sales

» NO DEJES TUS PREGUNTAS SIN RESPUESTAS
Jue 14 Jun 2018 - 18:37 por Francisco de Sales

» QUÉ HACER CUANDO NO APETECE HACER
Lun 11 Jun 2018 - 16:25 por Francisco de Sales

» PERDONAR ES UN SENTIMIENTO, NO UNA PALABRA
Dom 10 Jun 2018 - 16:43 por Francisco de Sales

» LOS PENSAMIENTOS OBSESIVOS Y TÚ: UN MAL MATRIMONIO
Vie 8 Jun 2018 - 17:49 por Francisco de Sales

» CREE A QUIEN CREA EN TI
Miér 6 Jun 2018 - 16:55 por Francisco de Sales

» ¿POR QUÉ NOS DOMINA LA BAJA AUTOESTIMA?
Mar 5 Jun 2018 - 18:17 por Francisco de Sales

» SE NOS VA LA VIDA
Lun 4 Jun 2018 - 18:41 por Francisco de Sales

» SI YO TOMÉ UNA DECISIÓN, YO PUEDO TOMAR OTRA
Jue 31 Mayo 2018 - 17:08 por Francisco de Sales

» No noto nada significativo....
Jue 31 Mayo 2018 - 1:17 por keanuabi

» LOS NUEVOS MANDAMIENTOS
Miér 30 Mayo 2018 - 16:21 por Francisco de Sales

» HAY QUE PRESTAR ATENCIÓN A "EL MOMENTO"
Mar 29 Mayo 2018 - 18:23 por Francisco de Sales

» CÓMO RELACIONARTE BIEN CONTIGO
Lun 28 Mayo 2018 - 18:17 por Francisco de Sales

» CÓMO CONTROLAR LA MENTE
Dom 27 Mayo 2018 - 17:40 por Francisco de Sales

» COLABORAR CON LO INEVITABLE
Sáb 26 Mayo 2018 - 17:28 por Francisco de Sales

» SOY FELIZ Y DEBERÍA RECORDARLO MÁS A MENUDO
Miér 23 Mayo 2018 - 17:43 por Francisco de Sales

» EL AUTOENGAÑO ES EL MAYOR PECADO QUE UNO PUEDE COMETER CONTRA SÍ MISMO
Mar 22 Mayo 2018 - 18:56 por Francisco de Sales

» Operada de cataratas
Sáb 19 Mayo 2018 - 9:01 por ruwild

» LO QUE REALMENTE BUSCAMOS ES LA PAZ
Miér 16 Mayo 2018 - 17:46 por Francisco de Sales

» LO QUE TÚ VES NO SIEMPRE ES LO QUE YO VEO
Mar 15 Mayo 2018 - 16:39 por Francisco de Sales

» NO LES DES A OTROS EL PODER SOBRE TU VIDA
Lun 14 Mayo 2018 - 19:05 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 24 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 24 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


ASPIRAR A LA FELICIDAD

Ir abajo

ASPIRAR A LA FELICIDAD

Mensaje  Francisco de Sales el Miér 8 Jun 2016 - 17:07

ASPIRAR A LA FELICIDAD


En mi opinión, los Seres Humanos nacemos con una tendencia genética que nos encamina a buscar y alcanzar el máximo de felicidad posible. O, por lo menos, a evitar la infelicidad y los sufrimientos.

Y eso es bueno.

Lo malo es, precisamente, rendirse ante la infelicidad, conformarse con ella –aunque sea a regañadientes-, aceptar que uno no está predestinado a ser feliz –lo cual es una tontería y una mentira al mismo tiempo-, o condescender y rendirse ante las temporadas continuadas de infelicidad y auto-abandono.

La felicidad está indicada por el nivel de aceptación y de satisfacción con nuestra situación y con las cosas que nos pasan.

Si uno no posee bienes materiales, pero lo acepta sin rabia y sin envidias, puede ser feliz “no teniendo”.

En una convención donde se reunieron los mayores intelectuales del mundo para debatir con respecto a la vida, llegaron a esta conclusión que resume todos sus debates: LAS COSAS PASAN.

Si uno acepta lo que le pasa en la vida y entiende que forma parte de su vida que las cosas pasen, y no se amarga la vida por ello, desde una actitud sanamente beatífica de comprensión, todo resulta mucho más fácil y la felicidad dispone de más posibilidades de manifestarse y de quedarse de continuo.

No confundir esto con “no hacer” –con no poner algo de su parte-, ni con aprender a resignarse y conformarse con lo desagradable que le proporcione su abandono.

Hay que aprender a ser feliz.

Es mejor ir desmontando todas las cosas que nos provocan infelicidad. Es mejor no darles a las cosas externas y ajenas poder sobre nuestro estado de felicidad. Que sea uno mismo quien decida.

Es conveniente ir aceptando que uno no tiene control sobre todo lo que le va a ir pasando en la vida –sobre algunas cosas sí, y esas sí que son responsabilidad propia-, y que sobre eso que le pase no siempre va a tener control porque no siempre dependen de uno, y que uno no tiene dominio sobre todas ellas, así que lo es bueno es aprender a no darles excesiva importancia y, sobre todo, no permitir culpabilizarnos por aquello de lo que no tenemos la culpa.

La aspiración a un estado de felicidad –aunque sea serena, pero que sea continua-, es lícita siempre que se cumplan las normas legales y el respeto a los otros.

Por ejemplo, creer equivocadamente que la felicidad la proporcionan las posesiones –que lo que proporcionan, y efímeramente, es placer- y para tener posesiones robar o ser injusto, es un error que nos aleja aún más de la felicidad.

Tu conciencia te hará entender esto perfectamente.

Aspirar a la felicidad, más que el hecho de ser una atracción humana, es un derecho y una obligación.

El hecho de que sea un derecho implica también una obligación de hacer todo aquello correcto que encamine a su consecución.

Y es preferible que no se convierta en una tarea de esas que se van aplazando continuamente en la espera de un momento que nunca llega.

Esto es prioritario y casi casi casi el motivo principal de la vida.

La felicidad es un estado interior posible o un sentimiento que el Creador de los Humanos puso en cada uno y al alcance de cada persona, y es algo natural a lo que no han de condicionar las circunstancias personales específicas, por duras que éstas sean.

No es necesaria una felicidad grandilocuente y explosiva, ni es recomendable una felicidad que se base únicamente en la consecución de estados económicos o sociales muy notables.

La felicidad está, también, en las pequeñas cosas.

Las cosas materiales nos proporcionan satisfacciones, placeres, deleites, gustos, bienestar… que son situaciones y estados muy agradables, muy placenteros, que nos proporcionan un estado que fácilmente se puede confundir con la felicidad.

Está muy bien. Hay que procurarse todos los que se puedan. Hay que disfrutarlos, ya que nuestro Creador también incluyó la capacidad de disfrutar.

Pero la FELICIDAD, que para cada uno es una cosa personal y distinta, es algo que va más allá, que no necesita de expresiones efusivas, y que se asemeja más a un estado de satisfacción personal y de paz por quien uno es y por quien está siendo.

¿Qué es la felicidad para ti?

Cuando seas capaz de responder bien a esta pregunta –sin caer en el error de relacionar la respuesta con asuntos materiales- comprenderás que no es imposible y que la tienes bastante al alcance de la mano.


Te dejo con tus reflexiones…

(Y si te ha gustado, compártelo. Gracias)
Más artículos en: http://buscandome.es/index.php?action=forum

Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 481
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.