Últimos temas
» CONVERSACIONES CON GUAU
Ayer a las 17:06 por Francisco de Sales

» Cambia tu futuro por las aperturas temporales. Jean Pierre Garnier Malet.
Ayer a las 13:34 por marih

» NO ES LO MISMO VIDA QUE TIEMPO
Miér 15 Feb 2017 - 17:47 por Francisco de Sales

» CÓMO ACTUAR EN LOS CONFLICTOS PERSONALES
Lun 13 Feb 2017 - 23:37 por Francisco de Sales

» SÍ SE PUEDE CONTROLAR EL INCONTROLABLE MUNDO DE LOS SENTIMIENTOS
Vie 10 Feb 2017 - 18:51 por Francisco de Sales

» ABANDONA TU VIDA SI QUIERES VIVIR
Vie 3 Feb 2017 - 15:15 por Francisco de Sales

» TODO SE PAGA CON VIDA
Jue 2 Feb 2017 - 17:51 por Francisco de Sales

» ACEPTAR LO QUE NOS OFRECEN
Miér 1 Feb 2017 - 19:25 por Francisco de Sales

» PRACTICA: DESDOBLAMIENTO ASTRAL
Lun 30 Ene 2017 - 21:53 por jcmondra

» REDEFINE EL SENTIDO DE TU VIDA
Lun 30 Ene 2017 - 19:06 por Francisco de Sales

» EL AMOR CONSIGUE MÁS QUE LA FURIA
Vie 27 Ene 2017 - 15:23 por Francisco de Sales

» SER DIOS Y HUMANO
Jue 26 Ene 2017 - 17:58 por Francisco de Sales

» He parado a los 20 minutos,
Lun 23 Ene 2017 - 22:16 por JesúsPF

» ¿POR QUÉ JUZGAMOS A LOS OTROS?
Vie 20 Ene 2017 - 17:23 por Francisco de Sales

» CON EL PASO DE LOS AÑOS
Jue 19 Ene 2017 - 17:27 por Francisco de Sales

» LOS SABIOS NO ODIAN
Miér 18 Ene 2017 - 16:23 por Francisco de Sales

» APRENDAMOS A NO ESTROPEAR NUESTRA VIDA
Mar 17 Ene 2017 - 17:39 por Francisco de Sales

» ¿QUÉ ME PASA?
Mar 17 Ene 2017 - 17:35 por Francisco de Sales

» VIVIR MAL LA VIDA
Lun 16 Ene 2017 - 17:54 por Francisco de Sales

» LOS APEGOS SON CONTRAPRODUCENTES
Vie 13 Ene 2017 - 19:07 por Francisco de Sales

» LA AUTO-TRASCENDENCIA
Jue 12 Ene 2017 - 17:33 por Francisco de Sales

» EQUIVOCAR LOS PASOS
Miér 11 Ene 2017 - 17:14 por Francisco de Sales

» CONVIERTE LO IRREPETIBLE EN INOLVIDABLE
Mar 10 Ene 2017 - 17:08 por Francisco de Sales

» LA ENVIDIA ES LA MALA ADMIRACIÓN
Vie 30 Dic 2016 - 17:47 por Francisco de Sales

» Felicidades
Vie 30 Dic 2016 - 14:12 por Admin

¿Quién está en línea?
En total hay 18 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 18 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


EL MIEDO A QUEDARSE A SOLAS CON UNO MISMO

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL MIEDO A QUEDARSE A SOLAS CON UNO MISMO

Mensaje  Francisco de Sales el Sáb 9 Abr 2016 - 15:17

EL MIEDO A QUEDARSE A SOLAS CON UNO MISMO



En mi opinión, quedarse tranquilamente a solas con uno mismo, es un acto de honradez y de valentía que merece una medalla de reconocimiento al valor.

Lo digo de verdad. Hacerlo, es algo sumamente incómodo para algunos e imposible para otros.

No me refiero, por supuesto, a estar solo pero viendo la televisión, leyendo un libro, hablando por teléfono con alguien, escuchando música o durmiendo. Eso lo puede hacer cualquiera. Y eso es lo que, equivocadamente, confundimos con “quedarse a solas con uno mismo”.

Quedarse a solas con uno mismo es quedarse a solas con el Uno Mismo que somos cuando nos descontamos el cuerpo y los problemas o conflictos derivados de estar viviendo en el mundo.

Quedarse a solas con el Uno Mismo implica casi siempre una reclamación por su parte debido a la falta de atención, un suave reproche por no prestarle cuidado a esa parte -que es la que realmente somos- que requiere conocer y reconocerse en la espiritualidad y desarrollarla, que necesita su ración de cuidado y consideración, y que es –y esto no debiéramos olvidarlo- el auténtico sentido de la vida.

En el silencio que se produce cuando uno se queda a solas consigo mismo es donde habita la comprensión general –no sólo de las pequeñas cosas-, donde mora reposando el espíritu, donde uno debiera encontrar sus orígenes y su esencia. El hogar donde más a gusto se tiene que sentir Uno.

Uno de los principales miedos a quedarse a solas se debe a que en ese momento es cuando surgen muchas preguntas trascendentes, y algunas nos suenan a reproches –porque la respuesta que tenemos no es ni siquiera de nuestro agrado- y otras nos parecen duras, difíciles, comprometidas, grandes, y nos sabemos sin una respuesta adecuada y sin ganas de ponernos a buscarla.

Nos acostumbramos a estar en el mundo, más o menos a gusto, pero teniendo a mano las cosas que nos producen placeres inmediatos, las cosas con las que “evadirnos” de las preguntas importantes, las cosas con las que nos sentimos cómodos porque las conocemos y, sobre todo, porque no nos exigen nada.

Una especie de “mejor no pensar”. Una mentira del estilo de “si no pienso en ello es como si no existiera”. Una excusa del estilo de “si no me quedo a solas evito la tentación, y mientras tenga entretenida a la mente, sin pensar, me evito tener que atender a la llamada interna”.

Eso es cobardía. Es irresponsabilidad. Es huída de las obligaciones. Es desatención a la parte más importante de cada uno.

¿Qué es lo peor que puede pasar por quedarse a solas con uno mismo, a solas con el Uno Mismo?

Sea lo que sea, haya lo que haya, se encuentre lo que se encuentre, pase lo que pase, la realidad de cada uno es él mismo consigo a solas. Lo que aparezca o descubra es lo que Es y lo que hay. Negarlo, no querer reconocerlo, no admitirlo, disimularlo… es mentirse.

Uno es él mismo auténticamente cuando está a solas y desnudo. Todo lo que se agregue a la soledad y la desnudez son cosas superfluas, añadiduras que pertenecen más al personaje que al Ser Humano, el Ser Divino, el Uno Mismo, o como queramos llamar a esa realidad que somos que incluye lo cotidiano de diario y la elevada espiritualidad.

Para quienes comienzan en esto, los encuentros conviene hacerlos de poco tiempo al principio e ir aumentándolo a medida que se coge confianza y experiencia. Es interesante dejar fuera prejuicios e ilusiones. Es mejor no temer ni ansiar, ya que en el primer caso se producirá un bloqueo y en el segundo caso se crearán unas expectativas que harán vivir la experiencia en tensión y que puede decepcionar más que si no hay expectaciones.

Al principio es posible que aparezca un vacío al que uno esté desacostumbrado y deje una inquietud y prisa porque no aparece nada en el primer instante; otros se aburrirán en cuando lleven veinte segundos porque no están acostumbrados a estar atentos a esta situación y estarán absolutamente desconcertados; muchos caerán en la tentación de aplazarlo para otro momento, porque el ego les solicitará otras cosas más divertidas o distraídas, o porque se le presentarán en el recuerdo cientos de cosas que tenía pendientes de resolver y aparecerá una urgencia inexplicable por dejar lo que se está haciendo para ponerse a resolverlas…

Paciencia. Constancia. Firmeza. Empeño.

Este tipo de miedos son injustificados, y así hay que comprenderlo. Y una vez comprendido… a comenzar con la tarea.


Te dejo con tus reflexiones…

(Y si te ha gustado, ayúdame a difundirlo. Gracias)
Más artículos en: http://buscandome.es/index.php?action=forum







Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 266
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.