Últimos temas
» SOY FELIZ Y DEBERÍA RECORDARLO MÁS A MENUDO
Ayer a las 17:43 por Francisco de Sales

» EL AUTOENGAÑO ES EL MAYOR PECADO QUE UNO PUEDE COMETER CONTRA SÍ MISMO
Mar 22 Mayo 2018 - 18:56 por Francisco de Sales

» Operada de cataratas
Sáb 19 Mayo 2018 - 9:01 por ruwild

» LO QUE REALMENTE BUSCAMOS ES LA PAZ
Miér 16 Mayo 2018 - 17:46 por Francisco de Sales

» LO QUE TÚ VES NO SIEMPRE ES LO QUE YO VEO
Mar 15 Mayo 2018 - 16:39 por Francisco de Sales

» NO LES DES A OTROS EL PODER SOBRE TU VIDA
Lun 14 Mayo 2018 - 19:05 por Francisco de Sales

» EL DESTINO ELIGIÓ POR MÍ
Vie 11 Mayo 2018 - 16:28 por Francisco de Sales

» LA SOLEDAD ENRIQUECEDORA
Jue 10 Mayo 2018 - 17:10 por Francisco de Sales

» LA UTILIDAD Y LA INUTILIDAD DEL SUFRIMIENTO
Miér 9 Mayo 2018 - 17:41 por Francisco de Sales

» UN POCO DE SACRIFICIO NO ESTÁ MAL
Mar 8 Mayo 2018 - 16:32 por Francisco de Sales

» ¿HAY QUE MANIFESTAR LA RABIA?
Lun 7 Mayo 2018 - 17:49 por Francisco de Sales

» AL DESAPEGO SE LLEGA POR AMOR
Sáb 5 Mayo 2018 - 16:29 por Francisco de Sales

» SOLUCIONA TU PASADO
Vie 4 Mayo 2018 - 17:02 por Francisco de Sales

» NO HAY QUE ACEPTAR "LO NORMAL"
Jue 3 Mayo 2018 - 17:10 por Francisco de Sales

» ME ASOMBRO DE MI VIDA
Miér 2 Mayo 2018 - 23:02 por Francisco de Sales

» ANTES DE COMENZAR EL CAMINO DEL AUTOCONOCIMIENTO - 5ª PARTE
Vie 27 Abr 2018 - 17:04 por Francisco de Sales

» ANTES DE COMENZAR EL CAMINO DEL AUTOCONOCIMIENTO - 3ª PARTE
Jue 26 Abr 2018 - 17:10 por Francisco de Sales

» ANTES DE COMENZAR EL CAMINO DEL AUTOCONOCIMIENTO - 3ª PARTE
Miér 25 Abr 2018 - 17:01 por Francisco de Sales

» ANTES DE COMENZAR EL CAMINO DEL AUTOCONOCIMIENTO - 2ª PARTE
Mar 24 Abr 2018 - 17:31 por Francisco de Sales

» ANTES DE COMENZAR EL CAMINO DEL AUTOCONOCIMIENTO - 1ª PARTE
Mar 24 Abr 2018 - 17:26 por Francisco de Sales

» Hola, soy nuevo y comenzando
Lun 23 Abr 2018 - 7:04 por LAGUNA HERMOSA

» Soy nuevo, llevo tres dias - Buenos Aires
Lun 23 Abr 2018 - 6:54 por LAGUNA HERMOSA

» EL CAMINO DE LA VIDA
Dom 22 Abr 2018 - 19:14 por Francisco de Sales

» REINVENTARNOS
Dom 22 Abr 2018 - 19:08 por Francisco de Sales

» REEDUCAR LA MENTE
Vie 13 Abr 2018 - 17:11 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 10 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 10 Invitados :: 2 Motores de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


ES CONVENIENTE NO IDEALIZAR LAS COSAS

Ir abajo

ES CONVENIENTE NO IDEALIZAR LAS COSAS

Mensaje  Francisco de Sales el Vie 29 Ene 2016 - 4:17


ES CONVENIENTE NO IDEALIZAR LAS COSAS


(IDEALIZAR, del diccionario: Elevar las cosas sobre la realidad sensible por medio de la inteligencia o la fantasía)


En mi opinión, es conveniente no idealizar excesivamente las cosas –ninguna- ya que si luego no suceden del modo en que las hemos construido en nuestra imaginación o fantasía nos conducirán inevitablemente a una decepción que puede llegar a ser inconsolable.

El precio de que no se cumpla aquello que se ha idealizado, o que cuando se compruebe su auténtica realidad quede lejos de nuestra idealización, es que se volverá contra nuestra Autoestima y contra nosotros mismos directamente; inevitablemente, nos dejará marcados y afectados para mal.

A veces esperamos demasiado de los demás, y esperamos algo que no se han comprometido a hacer o entregarnos, ya que eso sólo ha existido en nuestra imaginación sin ningún compromiso por parte de los demás. Si nos hemos ilusionado –que es despertar esperanzas atractivas pero sin garantía de cumplimiento- es seguro que después nos desilusionaremos cuando comprobemos que las cosas no salen tal como las imaginamos. Así que conviene ser muy objetivos y muy sensatos con las ilusiones que nos creamos.

Esto también nos puede suceder con nosotros mismos, que desarrollemos en nuestro deseo o imaginación un Yo Ideal –esa persona ideal, perfecta y maravillosa que nos gustaría ser- y cada vez que comprobemos que no lo estamos siendo, que no lo estamos logrando, se nos caerá el mundo encima y el concepto propio se verá claramente dañado porque no hemos querido conformarnos con lo que somos en este momento, o con alguien que vaya creciendo poco a poco, día a día, sino que hemos diseñado un imposible que, lógicamente, es imposible de hacer realidad.

La felicidad se va aposentando en cada uno en función de intereses o preferencias personales. Y es algo que se va elaborando poco a poco y a medio plazo. Los placeres tienen una parte que es buena y otra parte que es menos buena. Es bueno porque tener placeres y vivir momentos de alegría aportan la sensación de felicidad –aunque no es real-, y “ver” y apreciar que a menudo nos sentimos a gusto, alegres, disfrutando los placeres, reafirma la creencia en que somos felices, y si lo creemos es muy posible que lo seamos.

La parte menos agradable de los placeres, de los momentos fiesteros y divertidos, del éxito en cualquier aspecto, es que si acabamos asociándolos a que eso es la felicidad, en el momento en que se terminen –que todos se terminan- nos encontramos de bruces con la realidad de que no somos felices. Nos hemos hallado en un estado que se parece a la felicidad, pero no es la felicidad. Y es un golpe muy duro. Cuando se acaba la fiesta, cuando se amaina la alegría, y cuando la diversión se extingue, uno se queda en su falta de rumbo e infeliz. Y creer que uno es feliz si se encuentra en cualquiera de esas situaciones le obnubila la capacidad de darse cuenta de que eso no es la verdadera felicidad y eso aplaza el momento de ponerse a buscarla dentro de sí para fomentarla y reafirmarla.

Lo que hace que uno se sienta y sea feliz no tiene por qué hacer feliz a otro, ya que la felicidad es personal e intransferible. Es algo que tiene que descubrir y desarrollar uno mismo y en sí mismo.

La felicidad viene de dentro porque mora dentro. Lo que viene de fuera es la risa, el alborozo, la diversión… y son muy interesantes, y se deben disfrutar todo lo que se pueda, pero no hay que olvidar lo que ha de ser la verdadera vocación: el encuentro con el Ser Interior que habita en cada uno, que es el inagotable proveedor de felicidad.

No se trata de lograr algo parecido a “estar feliz” –que está muy bien pero es sólo una apariencia-, sino de ser feliz, verdaderamente, a todas horas, aunque no se demuestre con una sonrisa permanente en la boca; y aunque se vivan momentos de dolor y desesperación, aún en esos momentos, uno ha de ser consciente de que son pasajeras sus manifestaciones pero al mismo tiempo ha de saber y sentir que la felicidad está dentro y no le abandona.

La felicidad es lo que es. Y pretender modificarla, pintarrajéandola o disfrazándola de lo que no es, no servirá de nada.

El resultado final del balance de la vida, y la vivencia de la misma a lo largo de los años, va a depender en gran medida de la felicidad, así que conviene dedicarle el tiempo y la atención necesaria para lograr una relación con ella que sea continua y tan espléndida como inmejorable.

Ahora ya depende de ti.


Te dejo con tus reflexiones…

Más artículos en: http://www.buscandome.es/index.php?action=forum





Francisco de Sales

Cantidad de envíos : 463
Fecha de inscripción : 15/12/2012

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.