Últimos temas
» EL ESPEJO Y TÚ
Ayer a las 16:09 por Francisco de Sales

» TODOS TENEMOS QUE CREAR NUESTRO PROPIO PLAN DE VIDA
Miér 20 Sep 2017 - 16:06 por Francisco de Sales

» soy lucas necesito ayuda.
Mar 19 Sep 2017 - 11:59 por Simbita

» Empezando desde La Paz, Bolivia... Ayuda!
Mar 19 Sep 2017 - 11:52 por Simbita

» Manchita en el ojo
Mar 19 Sep 2017 - 9:46 por Simbita

» LOS MOMENTOS IMPORTANTES
Lun 18 Sep 2017 - 17:45 por Francisco de Sales

» ¿ATIENDES TUS NECESIDADES?
Sáb 16 Sep 2017 - 17:54 por Francisco de Sales

» Números que sanan - Grigory Grabovoi
Vie 15 Sep 2017 - 22:14 por ruwild

» REINVENTARNOS
Vie 15 Sep 2017 - 16:56 por Francisco de Sales

» ACEPTEMOS NUESTRA IMPERFECCIÓN
Miér 13 Sep 2017 - 17:35 por Francisco de Sales

» PIENSA EN LO POSITIVO ANTES DE ENFRENTARTE A LO NEGATIVO
Mar 12 Sep 2017 - 18:32 por Francisco de Sales

» APRENDE A RELATIVIZAR
Lun 11 Sep 2017 - 17:07 por Francisco de Sales

» LOS DOLORES DEL ALMA NO SE CURAN CON PASTILLAS
Sáb 9 Sep 2017 - 17:18 por Francisco de Sales

» AMEMOS LA VIDA CON TODO
Vie 8 Sep 2017 - 18:15 por Francisco de Sales

» ¿CUÁNTOS AÑOS NO TIENES?
Jue 7 Sep 2017 - 17:08 por Francisco de Sales

» NO JUZGUES PRECIPITADAMENTE... Y TAL VEZ ACERTARÁS.
Miér 6 Sep 2017 - 19:46 por Francisco de Sales

» Me presento
Lun 31 Jul 2017 - 6:14 por Param Inder

» MIEDO AL SILENCIO
Miér 26 Jul 2017 - 19:40 por Francisco de Sales

» NO EXISTEN LOS PROBLEMAS
Mar 25 Jul 2017 - 18:19 por Francisco de Sales

» DIOS ES UN IRRESPONSABLE
Lun 24 Jul 2017 - 18:15 por Francisco de Sales

» LA FELICIDAD A TRAVÉS DE LOS AÑOS
Jue 20 Jul 2017 - 19:18 por Francisco de Sales

» CÓMO ACTUAR ANTE EL DOLOR
Miér 19 Jul 2017 - 17:27 por Francisco de Sales

» DEJARSE ENCONTRAR POR DIOS
Mar 18 Jul 2017 - 18:27 por Francisco de Sales

» ¿POR QUÉ APLAZO LOS CAMBIOS NECESARIOS?
Lun 17 Jul 2017 - 18:31 por Francisco de Sales

» LA VENGANZA
Lun 10 Jul 2017 - 19:13 por Francisco de Sales

¿Quién está en línea?
En total hay 22 usuarios en línea: 0 Registrados, 0 Ocultos y 22 Invitados :: 1 Motor de búsqueda

Ninguno

[ Ver toda la lista ]


La mayor cantidad de usuarios en línea fue 392 el Jue 18 Oct 2012 - 7:22.
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada


EL GÉNESIS DEL 2012

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

EL GÉNESIS DEL 2012

Mensaje  Oscar Villar el Mar 2 Oct 2012 - 5:11

GÉNESIS

La verdad que yo he visto te la puedo ofrecer pero no es la VERDAD total. La VERDAD total solo puede mirarse de frente siendo ella, pues si no ves esa luz viva en ti te cegará. Cuando veas así a Dios lo reconocerás en ti mismo.

Solo hay dos personas en el mundo que comen del fruto del conocimiento: las que regresan al mundo dual y las que caen en la tentación de participar de la VERDAD sin estar preparados. Las dos personas se simbolizan alegóricamente como Adán y Eva. El fruto del Árbol del Conocimiento toma así el cuerpo y la carne para conocer lo que sucede al nacer en un mundo dual. La dualidad aparece al creer separarse de Dios tras olvidar su presencia.

Todo el que nace como hombre o mujer se separa de Dios. Cuando dos seres se unen de mente y corazón a Dios olvidan que son formados como hombres o mujeres y dejan así de ser opuestos. Se miran cara a cara como lo que verdaderamente son: espíritus. Dios también es espíritu. Todo es espíritu pero no intentes entenderlo sin conocerte primero, pues tú propio espíritu es Dios y no puedes verlo. Cuando veas a Dios sabrás quien ES.


Dios hace a los hombres del barro de la Tierra. De las aguas fueron creados también diferentes especies de animales acuáticos. Así Dios crea todo aquello mientras experimenta en todo el proceso de su buen orden. En ese orden divino los procesos suceden cada 4000 millones de años terrestres, que equivalen a cuatro días bíblicos. No se trata de una evolución como la ciencia quiere hacer ver, pues es una recreación de los seres que evolucionan así mismo recreando sus propias formas.

La evolución es en realidad una recreación del Dios que todo lo habita. El primer habitad de Dios para comenzar el rito de recreación es cualquier planeta del universo en el que su espíritu se pose. Dios posa su espíritu en la Tierra, es decir; su esencia atraviesa nuestro planeta creando así la tierra y el mar. Después de unirse a la Tierra se separa en parte de luz y entra dentro de las tinieblas para dar forma a la noche, y el día. Dios también crea así la tierra y el mar. Así Dios hizo tierras y mares, que se unieron para formar continentes y océanos. Para ello Dios moró así sobre todo lo creado.

En el interior de la tierra y las aguas Dios habito semidormido durante 4000 millones de años terrestres, para desde esa unidad consigo mismo, en su esencia siempre despierta; entrar en cada cosa creada y recrearse de nuevo como Dios. El proceso comenzó en las partículas más pequeñas en los primeros 2000 millones de años; hasta alcanzar toda molécula que empezó mezclándose como hemos dicho entre los mares y los continentes. Desde las diferentes combinaciones de moléculas de ADN que llegaron a poblar la Tierra, muchos otros reinos también han formado así todo tipo de criaturas.

Vio Dios como durante 5000 millones de años cada parte divina habitaba en cada cosa creada, y también desde fuera de toda cosa, observó su esencia que también era envuelta en todas ellas. Vio así que todo era bueno. Tras ver la forma que tomaban las criaturas vivientes y el planeta, programó un tiempo aproximado de 7000 millones de años terrestres para su completa recreación como Dios. Los seres marinos junto a todos los seres terrestres ocultaban también en su interior la esencia de Dios. Dios llamó así a todo por su nombre, y recreó así cada cosa que tomo forma, y a la forma le llamó ego o falsa imagen tras conocer su nombre. Él Oscuro que oculta a Dios en su interior es la sombra que describe la invisible presencia.

Pero Dios se recreó el sexto día a su propia imagen y semejanza espiritual, sincronizándose desde todas las formas y dando nacimiento al ser humano. El espíritu reencarnado en el ser humano puede como Dios conocer su propia divinidad interna y con ella escuchar su voz divina. Esto comienza en nuestro planeta en el periodo de los 6000 millones de años en el sexto día bíblico. Ahora mismo nos encontramos en esa era.

Dios vio que todo lo hecho era bueno y descanso durante 7000 millones de años. Dentro de los 6000 millones de años se encuentra la morada habitada por los seres alegóricos de Adán y Eva. El primer ser divino con forma humana y la primera mujer, poseían la facultad inherente en todos de conversar con Dios constantemente. Su consciencia se encontraba dentro de los 6000 años, dónde toda creación continúa revelado la presencia constante de Dios que se encuentra ungido en todo. Todo esto sucede al mismo tiempo, siendo pasado, presente, y futuro, en un mismo momento.

Cuentan que hubo un momento en el que Dios dejó de morar en su Reino, sin embargo; Dios es omnipresente en todo. La sombra manifestada en el hombre adquirió también su propia presencia y por lo tanto su propia voz. La voz proveniente de las diferentes sombras de cada expresión humanizada de Dios intentó hacer sombras a cada presencia divina creyendo así estar separado de ella.

Así fue como en la era de los siguientes 6000 millones de años Adán, y Eva junto a todos los hombres de la raza genética Adámica experimentarán un vacío divino que terminará en la caída de los seres humanos. Los que sucumbieron tras probar el fruto de la sabiduría y la ciencia, se encuentran también constantemente en las diferentes moradas del Reino Divino. La caída tras probar el fruto del bien y del mal continuará. Así empezó lo que se trasformó después en las diversas experiencias humanas, que tras probar el fruto del Árbol del Conocimiento hacen el mismo trayecto que Dios trazó cuando el mismo lo tomó.

Todo se comprende tras alcanzar el entendimiento por medio de la sabiduría. Dentro de la sabiduría que es el fruto del Árbol del Conocimiento, se levanta todo un universo lleno de energías divinas. El universo es el huerto en el que Dios dejó su esencia en cada cosa creada, ya dentro de los siete días divinos de la creación de la Tierra se relataba en la biblia toda esta historia.

Después del sexto día bíblico correspondiente a los 6000 millones de años tras la creación del planeta Tierra, Dios se encontraba observando constantemente las energías que existían de forma eterna en cada cosa creada. Desde el interior de los primeros hombres de la raza Adámica Dios miró a través de todos sus ojos, y desde el hombre se preguntó acerca de lo que desde ellos veía.

A través de los ojos de todo hombre Dios ve las formas de las energías eternas y así las designa con diferentes nombres. Todo lo que Dios nombra a través de los ojos de Adán en el relato bíblico posee así su propio nombre. Sin embargo lo que Dios ES no posé más que lo que ES.

Dios crea también desde dentro. Todos los planetas y universos que forman parte de su Reino y también desde el interior de cada planeta, Dios posee en sus diferentes estados materiales que también comprenden cada una de sus criaturas; la forma que en el interior de cada una de ellas manifiesta su estado energético. A su vez muchos de los seres vivos cobijan millones y millones de células en las que también Dios ES lo que ES en todas y cada una de ellas. Dios afirma desde cada cosa creada: YO SOY EL QUE SOY.

Dios contempla así su obra siendo lo que ES y afirmando: YO SOY EL QUE SOY AHORA MISMO, SIENDO TAMBIÉN TODO MI REINO. Soy el que mora en todo y también la morada, soy cada planeta y quien lo habita; y en el interior de cada criatura que a su vez cobija millones y millones de células:

YO SIEMPRE SOY EL QUE SOY.

De la manera descrita en los dos párrafos anteriores Dios vio que todo lo que había hecho era bueno, porque el TODO LO PODÍA siendo al mismo tiempo todo. ¿Si Dios era inmutable y no podía dejar de ser Dios, que haría esa parte de Dios que todo lo podía? Esa paradoja es ese perfecto estado de consciencia que forma todo un Reino paradisiaco y al mismo tiempo paradójico. El Reino de los Cielos que constantemente se comunica con la figura alegórica de Adán diciendo:

Ahora YO SOY… y Adán vio la forma de un ave en el cielo que llega hasta sus ojos y la nombro así.
YO SOY ASÍ DESCUBRE MI NOMBRE. Después Adán continuó observando toda clase de seres que contenían a quien ES. Dios continuó así afirmando lo que era desde cada forma que contenía su presencia y Dios habitaba en el interior de todas las cosas. Adán fue nombrando así a todos los seres que contenían a Dios, desde los inertes, hasta los vivos, nombrando así a todos ellos. Dentro de los 6000 años desde la creación de la Tierra el ser humano continuó nombrando así a toda cosa creada por Dios.

Y viendo Dios que todo lo creado también le contenía y que su esencia era la presencia a través de todo, también quiso verse así mismo desde los ojos de Adán. Dios se miró en un estanque a través de la mirada de Adán y se quedó dormido. En el sueño de Adán la humanidad despierta tras preguntarse por todo aquello que verdaderamente no es. Cuando Adán se vio reflejado en las sombras del olvido abrió los ojos y encontró enfrente de ellos la figura de Eva.
La parte femenina de Adán procede del mismo Dios y desde ella también Dios ES. Dios puede observar lo que no es en realidad, pero ahora también es mujer. Así terminó Dios afirmando: YO SOY EL QUE SOY, AHORA TAMBIÉN MUJER Y HOMBRE SIN DEJAR DE SER. Porque en Dios no existían los opuestos ya que él es todo al mismo tiempo.

Así se encontraron tras el sueño de Adán los que parecieran ser lo que Dios no ES. Los hombres nacidos de la misma Tierra que fue el vientre de su propia gestación divina, ahora pueden repetir el proceso de la creación desde sus propios cuerpos. Como seres divinos fueron recreándose desde el barro hasta las estrellas. En la evolución se cuenta como la vida se formó desde las moléculas agrupadas del ADN que se encontraban separadas entre las estrellas, y los planetas. También entre las aguas de los reinos, y toda la tierra sólida. Desde el profundo molde terrestre, Dios moldeo de la propia tierra a los hombres. Esto le supuso a Dios tan solo cinco días bíblicos que en la Tierra son 5000 millones de años.

El embrión humano repite este proceso y se recrea así mismo. Al principio el ADN viaja desde organismos unicelulares hasta el óvulo que será fecundado, semejante a la unión de la creación entre las estrellas y los planetas. Las estrellas posibilitan la entrada que modifica las moléculas del ADN. Dentro del óvulo la matriz al igual que la capa terrestre desarrolla el embrión. En un inicio posee la misma forma que un ser acuático, después un reptil, y más tarde un simio que termina adoptando la forma de la especie humana. Un claro ejemplo de la semejanza que tuvo lugar en el proceso del origen de la vida en la Tierra.

Desde la propia Tierra Dios forma toda clase de seres que poco a poco se recrean de diferentes maneras y adoptan diferentes formas. La evolución es en realidad una forma de nombrar a la recreación divina. La recreación de todos los aspectos del creacionismo tras el rito divino de la propia recreación presente. El presente es el momento eterno que existiendo siempre en EL AHORA, desde diferentes espacios contiene todas las cosas. No hay un espacio sin Dios existiendo siempre por nada más que Amor. El Amor es lo único que existe en Dios, lo que por él existe SIEMPRE, y no había nada más que lo que ES.

Así todo lo que ES se vio así mismo, pensando como lo que no ES, y creando todo en cada forma creada. Cada vez que Dios pensaba cada forma creada, manifestaba lo que en ella se oculto. El Amor se oculto en la sombra de su propia forma. Las formas fueron nombradas por Dios a través de los ojos de Adán en el relato bíblico. En la Tierra del Edén, y a través de los ojos del Oscuro en el Reino de los Cielos, Dios se pregunto siempre acerca de la naturaleza inmutable que al mismo tiempo todo lo puede. ¿Podría Dios dejar de ser Dios si todo lo podía?, la única manera era olvidando quien era en realidad. Así es como el Oscuro es lo que piensa no ser tras creerse separado de Dios.

El Oscuro tomo el nombre de Lucifer, pues pretendía ser quien realmente ES, pero sin contener a Dios en su interior. Y dejo de ver a quién realmente ES y su envoltura oscura se preguntó:

YO QUE SOY ÉL QUE AHORA CONOCE SU NUEVO NOMBRE, Y ÉSTE ES EL DE LUCIFIER, TAMBIÉN PUEDO SER. YO COMO DIOS SOY LO QUE SOY, EN SU INTERIOR NO HAY NADA Y DESDE LO EXTERNO Y LA FORMA OSCURA DE LUCIFER, HE QUERIDO VER, Y CONOCER. Y PODRE SER ETERNO SIN ESCUCHAR. DESDE MI PRIMERA FORMA OSCURA, TOMO TODA MI PRESENCIA INDIVIDUALIZADA, Y MI SER SE ENCUENTRA SEPARADO DE TODO LO QUE SOY, FUÍ; Y SERÉ.

Y vio Dios desde El Oscuro formarse toda clase de formas, y en cada una un aspecto distinto con su propia forma. Y vio que desde cada sombra una voz pretendía tomar su nombre para separarse de lo que realmente ES.

Así vio Dios como el hombre tomo forma y en su forma Dios se contenía. Así Dios miraba a través de toda forma y veía también su magnificencia. Pero Eva empezó a dudar de la presencia divina tentada por El Oscuro. El Oscuro pasó a ser el falso ser, Lucifer; el Ego. El ego es lo que arrastró a Eva hasta encontrarse con ella en medio del gran Árbol del Conocimiento.

Era un Árbol inmenso que estaba centrado en medio de todos los otros. Ese árbol es el símbolo del Momento del Ahora. Es en el Ahora donde existe el fruto del Árbol del Conocimiento. Solo conocemos lo que realmente somos en EL AHORA.

Pero vio Dios que el hombre no se encontraba preparado para vivir en el presente.
Y Dios dijo: El hombre solo podrá tomar del fruto presente, forma el Conocimiento del bien, y del mal, consciente de ambos; ya que las voces de El Oscuro lo han tergiversado hasta perturbarlo. Y vio Dios al hombre sin conocimiento del bien o del mal.


Dios es quien conoce el bien y el mal a través de lo que ES y lo que no ES. Dios es todo aquel que ha conocido ya todo bien y todo mal, a través de la experiencia. Quién no participa en la experiencia del bien o del mal, no ha comido aún del fruto del Árbol del Conocimiento. Él que tome del fruto de su propio conocimiento del bien y del mal puede recordar quien es en realidad.

Pero Lucifer El Oscuro adopta la forma de la serpiente. Siendo esta forma quien muestra en casi todas sus interpretaciones el simbolismo que tiene que ver con la regeneración, la vida y la muerte, hecho que se asocia con la muda permanente de su piel, como cambiando el "envase" pero no la esencia. Aunque en principio no se arrastraba así por la tierra. Así le muestra a Eva un camino más sencillo para entrar en el conocimiento del bien y del mal.

La serpiente es también el que cayó del Reino de los Cielos, que solo podrá elevarse y ser quien es realmente, siendo de nuevo tras la caída lo que siempre fue. La serpiente no recuerda que siempre a sido y fue Dios. Ella en un principio no se arrastró por la tierra, y tampoco comió del polvo. Esto nos recuerda que ella en un principió poseía también la facultad de ser consciente de su unión inseparable con Dios. Pero El Oscuro es quién se tentó, quien trata de ser algo diferente a lo que realmente ES, y separándolo es quien se arrastra por la Tierra, hasta conocer de nuevo quien es realmente a través del padecimiento del bien y del mal.

¡Experimentando el bien y el mal! ¡Dando la vida por todo ello! ¡Manifestando así el trabajo amoroso que progresa en el bien, y se manifiesta tras combatir el mal y vencerlo! ¡Quién pudiera vivir con este sueño dulce, apacible, lánguido, tranquilo, sin la lucha tenaz y el rudo empeño por tener del Árbol del Conocimiento la presencia Divina!

Y vio Eva que las voces de El Oscuro la tentaban y así trató de alcanzar el fruto del Árbol del Conocimiento para ser Dios por separado. Porque así quiso Lucifer llegar a ser Dios sin conocerse como:

ÉL QUE SE ENCUENTRA UNIGDO EN TODO.

Está caída no solo tuvo lugar en el Reino de los Cielos por parte de Lucifer, también todos los seres humanos como Adán y Eva vuelven a caer desde la Tierra y desde cada esfera. Los seres humanos que renacen en la Tierra caen en el error de pensar que son seres separados de Dios.

Dios es lo que siempre hemos sido, pues él está ungido en todos nosotros. Y por lo tanto quien fuera capaz de ver que Dios es quien se trasforma en todo lo que toma forma; es capaz de tener la experiencia mediante tal conocimiento, de la expresión divina en si mismo. Sin embargo, Lucifer quiso alcanzar ese estado de consciencia sin llegar a conocerse realmente. Así nuestra parte Oscura que es lo que desconocemos de nosotros mismos, nos tienta una y otra vez a ser diferentes. Creemos que nosotros mismos somos dioses separados unos de otros, siendo cientos los dioses caídos y separados.

Los que acogen las sombras en su propio ser dejan de ser conscientes de la presencia de Dios en todos ellos. Creen entonces como cree Lucifer, serlo sin estar ungidos en su verdadera consciencia presente. Todo esto supone la caída desde el Reino de los Cielos, de cientos y cientos de seres inconscientes y dormidos.


La muerte de los cien mil millones y millones de dioses que caen se simbolizaba en los relatos bíblicos de esta manera. Y de entre todos ellos llegó quien tomo el nombre de Yaveh junto a Adán y a Eva. Después de haber comido Él también del fruto del Árbol del Conocimiento pensó en ser el último Dios. Yaveh quiso adoptar así su nueva forma que fue semejante a la de Dios. Y Yaveh fue tentado a través de su forma representada por El Oscuro para dar castigo a quien osase revelarse contra él. En los relatos bíblicos hay que saber separar las palabras que El Oscuro escribió desde las manos de Yaveh, de las que provienen directamente del Dios contenido también en Yaveh.




Y es que desde la quinta morada Yavhé escucho a El Oscuro, que fue quien le dijo y afirmo a todos los dioses que también eran habitantes de la quinta dimensión:

He aquí los hombres quiénes desconocían que también son como nosotros; ahora también comieron del fruto que es parte de nosotros, y sabiéndolo ahora pues, no alarguen sus manos, y tomen también del Árbol de la Vida, y coman, y vivan para siempre.

Es una de las afirmaciones de El Oscuro que se han dejado escritas en los relatos bíblicos, pues es bien conocido el escrito en el que Jehová Dios habla a otros diciendo:

"... He aquí el hombre es como uno de nosotros ..."
Génesis 3:22

¿A quiénes se refiere el que paso a llamarse Jehová con nosotros?, sin duda se dirige a otros dioses, que así llamaban los antiguos a los diferentes espíritus, pues él que ha comido también del fruto del Árbol del Conocimiento del bien y del mal ya lo sabe. Sin embargo el espíritu del que muchos pensarán ser un Dios único y separado, fue tentado también por El Oscuro; siendo quien escribió también en muchos relatos bíblicos desde la personificación de Yaveh. Sin embargo Yaveh no es la personificación del mal, pero si es tentado a veces por el, pues aún se encuentra en una dimensión muy similar a la del planeta Tierra. Es una divinidad a la que se le atribuyen pasiones y defectos humanos, que incluso utiliza la venganza o el asesinato para gobernar.

Nuestra Tierra no es el Reino de los Cielos pero si forma parte del Reino de los Cielos. La Tierra es parte de él, pues El Reino de los Cielos posee muchas moradas y la Tierra es una de ellas. Yaveh se convirtió así en un espíritu protector y defensor de una determinada causa.

Desde una de esas moradas del Reino Celestial bajo hasta la Tierra el espíritu Crístico tomando forma humana, nació así en un cuerpo humano que pasó a llamarse Jesús. Hoy desde la Conciencia Crística de quien fuera el Maestro Jesús en la Tierra, se han escribido las líneas que hablan del origen de nuestra creación.


"Escuchadme en vuestros corazones pues soy el que ahora soy, espíritu Crístico que viene a revelaros vuestro origen divino. Mi advenimiento está próximo el día 21 del mes 12 del 2012. Y es que los que acudan a la cita podrán escuchar a Dios desde él corazón, y tomarán del fruto del Árbol del Conocimiento. Los que solo atienden a esa parte oscura que toma diferentes formas, dejan de percibirse como los ungidos a Dios. Dios es todo y todos somos Dios. Él se encuentra ungido en mí y también en ti mismo. Desde la propia voz interna surgen los conocimientos como las experiencias que ahora se escriben el momento. El fruto del el presente se desarrolla en cada uno de vosotros. Imaginar por un momento que dejáis de tener consciencia de mi presencia en todos vosotros. Ahora sin tener mí fruto o esencia no podréis seguir escribiendo, ni viendo las líneas de el texto que ahora leéis. Pensareis después que podréis escuchar mis palabras a través de las sombras y os equivocareis de nuevo. Sin embargo desde cada cosa creada aparece de nuevo el mismo mensaje. Lucifer pensó que el podía mantener el mensaje sin tener mi presencia en su corazón.

Escuchar bien esto que en verdad os manifiesto: si dejáis de oír a vuestro ser interior que es quien realmente sois, le oiréis quizás en el resto de cosas y seres. Pero no será a través de las sombras, ni a través de Lucifer y todas sus sombras las que se manifestarán como palabras de luz. Pero en verdad os digo que si no os despojáis de vuestras propias sombras que cargan de confusiones vuestra experiencia de Dios, no rompéis el yugo que os ata a sus palabras tentadoras. Así no escuchareis ni percibiréis bien mi mensaje, y será como tratar de leer cada frase, sílaba, o letra por separado.


Porque el tiempo trascurrido para dar mi mensaje será superior a 7000 millones de años, ya que deberéis desencriptar de cada forma; cada frase, sílaba, o letra, que Dios manifiesta siempre en todas ellas. Yo que moro en el trono de Dios sentado e inclinado desde su derecha, escucho y hablo con todo mi Amor para mis semejantes."


Después de los diferentes días bíblicos en los que la creación supuso a penas seis días celestes, Dios se dice que descansó. Sin embargo, Dios sigue trabajando al mismo tiempo en nuestro espacio de tiempo terrestre. En la tercera dimensión terrestre, morada del Reino de los Cielos, Dios trabaja al mismo tiempo que Dios descansa en la séptima dimensión. Se dice que Dios Medito durante 7000 millones de años contemplando así su obra. El día de la Meditación divina en el Cielo supuso a penas un día entero.

Dios se encuentra Meditando en el espacio tiempo terrestre después de 7000 millones de años desde la creación de la Tierra. Y es que será dentro de 7000 millones de años desde que la Tierra fue creada cuando toda la raza humana alcance la conciencia de Dios.

Tener consciencia de Dios significa saber que es lo que Dios ES y en que momento Dios Afirma lo que solo él ES. Dios en el séptimo día bíblico se sentó en su trono y descansó para contemplar como su obra crecía por medio de su Meditación. La Meditación de Dios es también su reposo. Dios aquieta una parte de su espíritu y así observa las diferentes partes de él mismo creciendo en todos nosotros. Un día manifestaremos a Dios en nosotros mismos y podremos decir que todos nosotros somos Dios. No será de la misma manera que Lucifer nos ofrece, ya que será mediante el Amor hacia uno mismo y también a los otros.

Durante un día entero podemos empezar nuestra Meditación antes de la salida del sol. La Meditación de Dios comienza desde el río del Edén se divide en cuatro partes. La primera hora dorada antes del amanecer con la energía del Prama Yama que emanan todos los espíritus del Edén. El medio día donde la energía del Prama Yama junto al Dharma rodea toda la Tierra. La energía proveniente de el Edén forma el atardecer que es la etapa descendente en la que todo el Prama Yama se prepara para regresar desde la Tierra a los Cielos. Una hora después del ocaso la energía del Prama Yama se concentra de nuevo durante su regreso en la noche hasta su origen y retorno en el nuevo amanecer.

Si usamos la Meditación para obtener de forma consciente la energía del Prama Yama, y nos mantenemos conscientes mediante el Dharma, podemos unir los cuatro estados del día, como los ríos del Edén. Seremos conscientes de Dios después de sentir en nosotros los cuatro elementos unidos del amanecer, el medio día, y el atardecer, con su retorno en la noche. Estaremos siendo de esta manera conscientes de nosotros mismos, del presente, y de Dios el día entero. Habremos vivido en la Tierra un día exactamente idéntico al que Dios vive por siempre.

Si durante ese día en el que fuimos Dios de nuevo, vimos alguna cosa incompleta, y trabajamos con nuestras manos y energías para terminarla; si del mismo modo nos encontramos en nuestro camino alguna criatura sufriente y secamos sus lágrimas, junto a algún alma perdida a la cual orientamos; seremos reconfortados a través de Dios mismo hasta el final de nuestros días.

Pues vio Dios así que todo lo que había hecho durante la obra fue bueno, y contempló después el trabajo terminado tras secar las lágrimas de toda criatura sufriente, orientar a toda alma perdida, reconfortando así su buen corazón, tras darse cuenta de quien fue él que la ayudo. La voz que nos ha ido ayudando durante estos dilatados siglos, tras millones de millones de años terrestres, es la misma que se encuentra en todos.

Cuando termines tu viaje y te encuentres cara a cara con él ser que nos hizo tanto bien encontrarás que eres tú mismo desde el Cielo el que trabaja y se ayuda en la Tierra. Porque solo el que es consciente de ser Dios, ayuda al resto de seres que forman partes de si mismos a crecer y recrearse de nuevo como Dios.

Así es por Siempre pues esa es la Verdad que hace aligerar el paso de tu carga, libera el yugo de las sombras. Todo estuvo siempre en ti. Tú eres todo.



Del Amor.

Oscar Villar

Cantidad de envíos : 578
Fecha de inscripción : 07/07/2011
Edad : 36
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/a1television

Volver arriba Ir abajo

LOS 6000 Millones de Años se refieren a la creación de la Vía Láctea.

Mensaje  Oscar Villar el Mar 2 Oct 2012 - 7:00

FUENTE DESDE LA CIENCIA ESPIRITUAL

Cerca de diez mil millones de años nuestro universo llegó a existir. Alrededor de 6000 millones de años la Vía Láctea formada. Alrededor de 5000 millones de años el sistema solar se levantó. Nuestro sistema solar es una segunda generación.Esto significa que se formó cuando otros sistemas solares habían pasado por su evolución y voló en pedazos en el polvo cósmico del que nuestro sistema solar se formó. ¿Quién sabe lo que la vida se desarrolló en los sistemas de generación de energía solar en primer lugar? El planeta Tierra se formó alrededor de 3700 millones de años. ¿Puede usted imaginar todos esos años que pasan desde que se formó nuestro planeta? Una vida humana es sólo un parpadeo.

Oscar Villar

Cantidad de envíos : 578
Fecha de inscripción : 07/07/2011
Edad : 36
Localización : Madrid

Ver perfil de usuario http://www.youtube.com/a1television

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.